Piazza dei Mercanti, Milán

Italia | Milán 29 abril 2021 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La Piazza dei Mercanti o la Plaza del Mercado es un bonito y tranquilo lugar ubicado muy cerca del Duomo.  Es considerado como una muestra muy bien conservada de la arquitectura medieval que existió en Milán.

Historia

La ciudad de Milán, desde varios siglos atrás, se puede considerar como el corazón del comercio del país. La Piazza dei Mercanti ha representado ese título al ser la principal plaza de reunión de diversos mercaderes.

El lugar fue inaugurado en 1228, junto con la colocación de la primera piedra del Palazzo della Ragione. Desde el momento de su creación hasta inicios del siglo XX, este emblemático lugar siempre fue protagonista de escándalos diarios. El alboroto y tumulto de la gente siempre fueron constantes.

Se trataba de un mercado muy concurrido donde procedía el intercambio de mercancía de comerciantes con los clientes. La costumbre era gritar para hacerse notar y luego realizar el negocio. Este hábito aún suele existir en mercados de pequeños pueblos de Europa.

Se encontraba rodeado de edificios de gran importancia y con diferentes funciones desde el punto de vista político y social. Esto permitía que el ruido de la plaza ascendiera al pasar las horas. Desde celebraciones de las ejecuciones públicas, anuncios de interés gritados a los cuatro vientos, así como asambleas ciudadanas.

Por estos motivos, la Piazza dei Mercanti fue una muy concurrida área. Un lugar para hacer las compras necesarias, informarse de los acontecimientos políticos o evidenciar algún espectáculo.

¿Qué ver y hacer en la Piazza dei Mercanti?

Está conformado por 5 hermosos edificios históricos que han dado la forma y el estilo medieval que caracterizan el lugar. Cada uno cumplía con una función distinta al de a lado, pero lo más impresionante, es su arquitectura que ha quedado intacta.

Pallazo della Regione

Está ubicado en el centro de la plaza. Anteriormente, sus instalaciones eran utilizadas para la realización de las asambleas ciudadanas. Es distintivo por su fachada de ladrillo. Así como por la planta baja, que está abierta mediante un pórtico que permitía la presencia del pueblo.

Hoy en día es utilizado como un centro para la exhibición de múltiples exposiciones culturales. Fotografías que relatan la historia de la ciudad, recortes de periódicos o bocetos. También obras artísticas que son mostradas de manera temporal. Todo con un mismo objetivo, mostrar el pasado de Milán,

Logia de los Osii

Es un edificio que está ubicado en el lado oeste de la plaza. Se llama de esa manera porque fue construido sobre los terrenos de la familia Osii (1316). Posee un estilo que destaca entre los demás al ser una edificación gótica, complementado con mármoles blancos y negros.

Aquí, los jueces solían hacer los anuncios públicos de decretos específicos establecidos. Es decir, en su interior se encontraban las oficinas del juzgado y, desde sus balcones se anunciaban los decretos.

Pallazo delle Scuole Palatine

Es una estructura que servía como instalaciones de la Escuela de Estudios Superiores de Milán. A este lugar acudieron grandes personajes con la finalidad de adquirir conocimientos más profundos en varios temas. Quienes allí enseñaban, también eran señores ilustrados aceptados para dar clases.

Pallazzo dei Giureconsulti

Se comportó como el Colegio de los Nobles Doctores. Fue una institución dirigida a la formación de cantidad de abogados y futuros políticos de la época.

Actualmente, alberga la Cámara de Comercios de Milán, pero después de la escuela sufrió varios cambios. Pasó de ser sede de la bolsa de valores a la compañía de telégrafos, luego al Banco Popular de Milán. Hasta que finalmente, desde 1911 es lo que es hoy en día.

El edificio se caracteriza por poseer el reloj de la torre. El mismo fue el encargado de anunciar a toda la ciudad sobre sus horarios laborales, ahora, solo es un gran simbolismo de la ciudad.

La casa de Panigarola

No es más que el lugar donde se transcribían los decretos ducales. Recibe ese nombre por la familia de notarios que la edificó, quienes diseñaron un llamativo estilo gótico reconocido por sus dos arcos. También se le conoce como el palacio de los notarios, pues se encargaban de escribir y patentar los decretos.

Hoy en día, sus instalaciones son disfrutadas por comensales que tienen la oportunidad de acudir al prestigioso restaurante. Es un exquisito y reconocido sitio para comer que se encuentra en pleno centro de la ciudad.

Este pintoresco lugar está complementado por un pozo de agua. Se encuentra en todo el centro de la plaza. Era de importancia, pues era de allí que se extraía el agua.

¿Cómo llegar?

Al estar situada cerca de la Piazza de Duomo el transporte es muy accesible, o hasta caminando.

  • Si decides utilizar el metro, lo mejor es la línea 1, Cairoli-Cordusio
  • Para el tranvía, debes montarte en las líneas 2, 3, 12, 14 o 16
  • En autobús, las líneas NM1, parada Via Orefici Piazza Cordusio

Otros lugares que visitar en Milan

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información