Estación Central de Milán

Italia | Milán 26 abril 2021 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La Estación Central de Milán es una de las estaciones más grandes de ferrocarril y de las más importantes de Europa. Así como se considera la segunda más importante de Italia luego de la Estación Roma Termini. Es visitada por miles de pasajeros diariamente y, anualmente, es capaz de mover 120 millones de transeúntes.

Ubicada en la plaza Duca d’Acosta al final de la vía Vittor Pisani, la Estación Central de Milán es un edificio de piedras. Posee fachada blanca e imponente convirtiéndola en una majestuosa estructura ante el viajero.

Historia

Fue construida por el arquitecto Ulisse Stacchini entre 1927 y 1931. El sitio donde fue edificado la Estación Central de Milán sustituyó a la antigua estación de tren existente desde 1864. Sin embargo, tras el alto flujo de transeúntes, el anterior edificio quedó pequeño.

Esta estructura de 66.500 m² fue sometida a constantes renovaciones, pero las más reconocidas ocurrieron con el gobierno de Mussolini. Durante su periodo, se consideró mantener el lugar como representación del gran poder del régimen fascista.

Un plan de reestructuración ocurrió entre los años 2005 a 2010. Esto por causa de la celebración de Expo de Milán 2015. Es desde entonces que la Galería de las Carrozas está conectada con la red de Metro. La Galería de Cabecera fue renovada y se incorporaron escaleras mecánicas de última generación, así como más establecimientos comerciales y taquillas nuevas.

¿Qué ver en la Estación Central de Milán?

La Estación Central de Milán es un imponente edificio posee una mezcla de estilos entre Art Nouveau y Art Decó. Está inspirada en el modernismo del siglo XX. Su fachada es 72 metros de alto con 200 metros de ancho. Hasta ahora, es considerada de la más grandes en su especie.

Su primera atracción al cruzar sus puertas de entrada es la Galería de las Carrozas. Es un área que se encuentra iluminada por un imponente techo de cristal que le hace ser el perfecto espacio de bienvenida.

Al subir las escaleras se puede acceder a la Galería de Cabecera. Con 25 metros de altura es el sitio donde se encuentra la entrada a sus 24 andenes. Así mismo a las salas de espera, donde también se encuentran gran cantidad de tiendas y boutiques.

Los andenes están cubiertos por cinco arcos de hierro y cristal. El más sobresaliente es el del medio, mide 33,5 metros de altura y se encuentra frente al andén 21. Históricamente, este último es desde donde partían los trenes con destino a los campos de concentración nazi.

La Estación Central de Milán es un lugar con continuo flujo de pasajeros y turistas. Cada quien se encuentra atraído por la hermosa arquitectura e increíbles techos abovedados.

¿Qué hacer en la Estación Central de Milan?

Conocer sus populares instalaciones es imprescindible ante el viaje hacia la ciudad de Milán. Es un lugar que no se puede dejar de visitar y ser protagonista de las hermosas tomas fotográficas para los recuerdos.

Sin embargo, los andenes de la Estación Central de Milán permiten la llegada de muchos trenes. Todos provienen desde varios puntos de Italia y otros países, por lo que permite hacer viajes nacionales e internacionales.

Son más de una treintena de trenes que arriban diariamente a la Estación Central de Milán. Provienen de las ciudades más importantes de Italia y toda Europa, así como forma parte de ida a destinos importantes. Son bastantes las conexiones que se generan en este importante lugar.

El sistema interno de trenes es de gran categoría, cuenta transportes de alta velocidad como los Frecciargento y Frecciablanca. Este es un servicio muy utilizado por los milaneses y los turistas que desean hacer excursiones y dirigirse a ciudades cercanas.

Las rutas más frecuentes son aquellas con destino a Roma, Florencia, Venecia, Nápoles, Paris, Bérgamo y Bolonia. Así como se puede conectar por tren con otras ciudades europeas o hasta el aeropuerto de Milán-Malpensa.

También se puede disfrutar de los diferentes servicios que ofrece la gran Estación Central de Milán.

  • Atención a personas con discapacidad
  • Alquiler de vehículos
  • Dispensario médico
  • Cajero automático
  • Cambio de divisas
  • Acceso a wifi

Disfrutar de la cantidad de tiendas, así como de su variedad de restaurantes son muy buenas opciones para disfrutar. Cafés, bares, heladerías y hasta un supermercado. Todos estos establecimientos son ideales para visitar y pasar el tiempo mientras se espera el tren a la próxima aventura.

Líneas del tren de la Estación Central de Milan

Son 4 líneas ferroviarias con las que cuenta el sistema de transporte, complementándose con 111 estaciones.

Las líneas se identifican por número y colores.

  • La línea M1, color rojo es de la más transitada al pasar por la mayoría de las atracciones principales de la ciudad
  • Líneas M2, color verde
  • M3, amarillo (es de las más importantes, hace parada en el Duomo, Estación Central y Aeropuerto)
  • La línea M5 de color morado. El transporte ferroviario es el de mayor eficiencia y de mayor uso.

Curiosidades

Puedes adquirir la Milano Card que es un ticket que permite utilizar el transporte público de forma ilimitada. Así como la obtención de descuentos en las entradas de las principales atracciones turísticas.

¿Cómo llegar a la Estación Central de Milán?

  • Si es en metro, es a través de las líneas M2 (verde) y M3 (amarilla) hasta la estación Centrale
  • En tranvía se deben utilizar las líneas 2, 5, 9 y 33
  •  El autobús también es una buena opción, para ello se llega a través de las líneas 42, 60, 82, 90, 91 y 92

Otros lugares que visitar en Milán

qué ver en Milan Estación Central de Milan

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información