Catedral de San Patricio, Dublín

Irlanda 07 junio 2021 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La Catedral de San Patricio es la más grande de Irlanda, siendo dos catedrales existentes no más. Está dedicada al santo patrón nacional. Anteriormente conocida como la Catedral Nacional y colegiata de San Patricio es un monumento nacional de gran importancia donde se reúnen los delegados de las diócesis de la Iglesia de Irlanda.

Historia

Originalmente, la Catedral de San Patricio se trataba de una simple estructura de madera construida en el siglo V. Desde los inicios, siempre fue en honor a San Patricio. En 1191, la iglesia sufrió una remodelación con construcciones hechas en piedra y eliminando sus débiles bases de madera.

La actual catedral comienza a tomar forma en 1370, construida junto a un pozo que, hoy forma parte de la historia del santo. Pues, según la leyenda, San Patricio solía bautizar a los paganos en estas aguas, mientras se convertían al cristianismo.

Es en 1370 cuando esta gran estructura es sometida a las consecuencias de un incendio. La torre occidental tuvo que ser remodelada. Y, finalmente en 1749, se decide adornar dicha torre con una aguja.

Las últimas remodelaciones de importancia, luego de haber sido testigo de múltiples incendios y abandonos fueron en 1860. Ocurrieron gracias al generoso Sir Benjamin Guinness.

¿Qué ver en la Catedral de San Patricio?

Desde muchos puntos diferentes de Dublín se pueden ver a simple vista el imponente campanario. Así como se logra identificar su espléndida estructura gótica.

Pero más impresionante aún es su interior. Se destaca por sus decoraciones y ornamentos, también su arquitectura impecable. Como detalle adicional, cuenta con unas cuantas esculturas de santos y personajes de importancia que hacen parte de la historia de la catedral y la ciudad. Especialmente refleja los hechos de los momentos históricos por los que atravesó.

La Puerta del Capítulo es una conmemoración al fin de las disputas entre los condes de Ormond y Kildare. Lo interesante de este acto es que, a través de un agujero realizado en medio de la puerta, los personajes traspasaron las manos y las estrecharon. De esta manera volvió la paz.

Como en todas las catedrales de importancia, a lo largo del recorrido en su interior te encontrarás placas mortuorias, bustos y monumentos. Cada uno existe con el objeto de rendir homenaje a algunos célebres personajes irlandeses. Tal es el caso de Jonathan Swift, autor de “Los viajes de Gulliver”, cuyos restos se encuentran reposando en la catedral. Douglas Hyde y el mismísimo Guinness.

Pero existe un elemento de mucha importancia histórica y turística. La pila bautismal, con muchos años de antigüedad, es uno de los principales atractivos. Desde su creación en la época medieval aún se conserva en perfectas condiciones.

Es muy notorio como prácticamente todo lo que puedas encontrar y detallar hace referencia a su antigüedad. Objetos que datan de más de mil años de existencia. Es decir que no solo visitas un templo, lugar de recogimiento y oración, también te encontrarás en un área de constante aprendizaje.

Curiosidades

  • La catedral cuenta con escuela de coro de mucha relevancia nacional. Existe desde el año 1742, y desde entonces es la única iglesia que imparte dos misas diarias cantadas.

¿Cómo llegar?

Puedes llegar si utilizas el autobús, solo procura utilizar:

  • Las líneas 49, 49A o 54A y bajarte en la parada Patrick St co Dean St.
  • También puedes utilizar las líneas 77A y 150 hasta la parada Kevin St co Patrick St.

Otros lugares que visitar en Dublín

qué ver en Dublín

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información