Palacio de Schönbrunn

Austria | Viena 02 mayo 2021 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El Palacio de Schönbrunn es un edificio vienés que forma parte de las estructuras tanto históricas como culturales más importantes del país. Es uno de los lugares emblemáticos que suele aparecer en postales y hasta en filmes cinematográficos.

Desde el siglo XVII, el Palacio de Schönbrunn fue residencia de verano de la familia imperial de Viena. Su construcción es una obra de arte barroca, de las más hermosas de Europa. Como morada de los Habsburgo, el lugar cuenta con jardines que, sin duda, representan muy bien a la casa real.

Actualmente, el Palacio de Schönbrunn es Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO.

Historia

Esta mansión ha sido residencia de la realeza de Viena por muchos siglos. Se dice que fue Matteo, el emperador de turno, quien en uno de sus paseos de caza descubrió la Fuente Hermosa. Desde entonces el palacio adquirió su nombre: Schönbrunn, en español, bella fuente.

Sin embargo, no fue sino hasta 50 años después, cuando Eleonora de Gonzaga, viuda del emperador del momento (Fernando II), cambió el nombre a Schönbrunn de manera oficial.

Pero fue desde 1728 cuando el emperador Carlos VI adquirió la mansión en su totalidad. Únicamente la visitó por temporada de caza, hasta que finalmente la cedió a su hija María Teresa. A partir de entonces, empezó el auge del Palacio de Schönbrunn. Fue bajo su tutela y, en unión con Nikolaus Pacassi, cuando se encargaron de ampliar el lugar y convertirlo en la residencia que es hoy en día.

Pero más tarde, María Teresa fallece, y el palacio fue utilizado de nuevo como residencia de verano. En 1805 y 1809, es decir, en dos oportunidades Napoleón se alojó en este emblemático lugar. El 14 de octubre de 1809, efeméride nacional, se llevó a cabo la firma el acta del fin de la guerra de independencia contra Napoleón. Se trataba de la derrota de Wagram. Finalmente, una época terminó.

¿Qué ver y hacer en el Palacio de Schönbrunn?

qué ver en Palacio de Schönbrunn

El palacio posee 1441 salas en total, de las cuales, se pueden visitar 45 solamente. Curiosamente, la gran mayoría de los interiores es de estilo rococó, cosa que caracteriza al lugar.

Entre sus curiosidades están las habitaciones ostentosas con el más exquisito estilo rococó. Pero también es interesante el antónimo de la situación, es decir, la gran sencillez de las habitaciones pertenecientes a Francisco José y la emperatriz Isabel.

Los salones de mayor reconocimiento son:

  • El Salón de los Espejos, donde se llegó a oír recitales del pequeño niño prodigio, Mozart
  • El Salón Chino Circular, es aquí donde María Teresa mantenía reuniones secretas con el canciller de estado
  • El Salón Chino Azul, el lugar donde en 1918, el emperador Carlos I firmó la renuncia a la gobernación. Esto dio fin a la monarquía
  • El Salón “Vieux-Lacque”, Napoleón realizó una conferencia
  • La Gran Galería, lugar donde hubo una gran reunión del Congreso de Viena en 1814
  • El Salón de Millón, puede ser de las salas más lindas en existir. Es un estilo rococó decorada con palos de rosas y objetos miniatura importadas de India y Persia

Los jardines merecen la pena ser recorridos, son infinitos y realmente hermosos. Y si decides llegar hasta la Glorieta, conseguirás una hermosa vista panorámica del palacio que, sin duda, valdrá la pena.

Curiosidades

qué ver en Palacio de Schönbrunn

  • Puedes tener acceso a un audio guía que viene incluido en la entrada. El mismo va narrando los detalles más interesantes del lugar a su vez que vas pasando por ellos
  • Este lugar histórico es uno de los más visitados anualmente en Viena. Es decir que todos los días maneja una cantidad enorme de flujo de gente. Por lo que es recomendable que hagas tus reservaciones de manera online, así evitarás largas filas y tiempo perdido
  • El Palacio de Schönbrunn tiene varios precios o paquetes al momento de comprar las entradas. Cada una obtiene acceso a diferentes áreas del museo. Es mejor que leas bien lo que incluye cada una para que te ajustes a lo que realmente te interesa

¿Cómo llegar al Palacio de Schönbrunn?

Se puede utilizar varios medios de transporte público, así como tomar un taxi, que siempre es la vía más rápida y directa. Pero también puedes utilizar:

  • El autobús es la línea 10A la que te llevará hasta Schönbrunn
  • El tranvía si tomas las líneas 10 y 58, o a su vez en metro con la línea U4

Otros lugares que visitar en Viena

qué ver en Palacio de Schönbrunn

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información