Iglesia de San Carlos, Viena

Austria | Viena 15 mayo 2021 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La Iglesia de San Carlos se puede considerar como la más linda de la ciudad de Viena. Es un increíble edificio religioso con estilo barroco que indudablemente identifica a la capital de Austria.

Se encuentra ubicada en un punto céntrico, específicamente en Kreuzherrengasse, al sur de Karlsplatz. Al frente están unos estanques de agua donde se ve reflejada su gran fachada, haciendo de la escena visual un poco más impactante.

Historia

En 1713, Viena se vio envuelta en una gran polémica de salud al ser azotada por una pandemia de peste. Este evento cobró la vida de miles de personas que comprometieron la estabilidad de la ciudad. Es por esto que el emperador Carlos VI realizó la promesa de erigir un templo apenas se acabara dicha enfermedad.

Obra que fue dedicada a San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán, protagonista en la epidemia de la peste en 1576. Tras haberse comunicado el fin de dicha enfermedad, no se podía pasar por alto tal compromiso. Es por eso que, inmediatamente se procedió a buscar el ganador de un diseño digno para tal magnitud.

El ganador adjudicado a tal compromiso fue Johann Bernhard Fischer von Erlach, que, a su vez, iba a ser la última obra del arquitecto. La construcción inició en 1716, y fue en 1723 el fallecimiento de este célebre arquitecto, pero es su hijo quien da por culminada su idea. Se inaugura en 1737, es decir, que fueron 21 años de constante construcción hasta que finalmente se completó la Iglesia de San Carlos.

¿Qué ver en la Iglesia de San Carlos?

Es una imponente edificación que te dejará boquiabierto. Tiene muchos detalles que admirar desde su fachada hasta el interior. Incontables situaciones para ver en cada m² por el que vas caminando. Posee 80m de altura y 60m de ancho. A pesar de estar inspirado en un estilo barroco, también posee influencias griegas, barroco oriental y romano.

A primera vista podrás notar la gigantesca cúpula que domina el diseño arquitectónico. Le siguen las dos columnas, una a cada a lado, que tienen un diseño temático. Están esculpidas en relieve y con bocetos en espiral demostrando escenas de la vida del San Carlos. La columna izquierda representa la constancia, la columna derecha representa el valor.

En toda la fachada se describen los sufrimientos de la ciudad durante la peste en 1713. Y las escaleras para subir hasta la puerta principal está rodeada por ángeles que representan el antiguo y nuevo testamento.

El interior de la Iglesia de San Carlos

En su interior, la iglesia asombra con sus ricos detalles y cuidadosa decoración. Además de las columnas y todo el mármol que cubre gran parte del templo, la cúpula vuelve a ser protagonista del área.

Es imposible no mirar al techo y deleitarse con el maravilloso fresco que decora la misma. Johannes Michael Rottmayr fue el pintor encargado de dar a conocer al santo a quien está consagrado el templo bajo una apoteósica escena. Es conocido como “La apoteosis de San Carlos Borromeo”. Restaurado recientemente, por lo que hace más vívido el momento con los colores bien definidos.

qué ver en Viena

El altar mayor posee un yeso de San Carlos sobre una nube ascendiendo a los cielos. Y los pabellones laterales cuentan con un diseño chino bastante peculiar; sus altares están complementados con frescos hermosos que armonizan el área.

¿Qué hacer?

La iglesia cuenta con el Museo Borromeo, es un recorrido que puedes tomar si te gusta la historia y contemplar el arte. Aquí también hay reliquias y vestimenta, así como objetos relacionados a la religión.

Curiosidades

  • Podrás detallar mejor la pintura de la cúpula si te subes al ascensor que te dirigirá hasta una plataforma de más de 32 metros de altura. Desde esta perspectiva tendrás una mejor vista de toda la iglesia
  • Para los amantes de la música existen conciertos que podrán disfrutar con la buena acústica que los acompaña. Regularmente son celebrados estos eventos musicales y, en los tiempos de Adviento, los cánticos de góspel envuelven el lugar. Si tu viaje coincide con alguno de estos programas, puedes considerarlo como una buena opción para incluirlo en tu lista de “cosas por hacer en Viena”.

¿Cómo llegar a la Iglesia San Carlos?

Ubicada en Karlsplatz, la estación Karlsplatz es la más cercana.

  • Para llegar allí debes tomar las líneas U1, U2 y U4 del metro
  • También puedes subir a tranvía y llegar hasta la estación Gußhausstrasse si utilizas la línea D. O también puedes tomar las líneas 1 y 62 que te dirigirán a la estación Wien Resselgasse.
  • El autobús es otra buena opción, solo toma la línea 4A y bájate en la parada Schwarzenbergplatz

Otros lugares que visitar en Viena

qué ver en Viena

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información