La Casa Danzante, dos bailarines en la eternidad

República Checa | Praga 27 diciembre 2019 por Francisco Rubio
[Total:0    Promedio:0/5]

La Casa Danzante que en checo se dice “Tančící dům”. Es un edificio de estilo deconstructivista que se ubica en Praga, cruzando el Puente Jiráskuv, frente al río Moldava. Esta infraestructura fue diseñada por el arquitecto checo-croata Vlado Milunić con la colaboración del arquitecto canadiense Frank Gehry.

Debido al diseño no tradicional, este edificio causó mucha polémica en su momento. Sobresalía entre los demás edificios que se ubican en el área con sus diseños barrocos, góticos y art nouveau. Por este motivo un sector de la población opinaba que no concordaba con tales estilos. Para ese entonces, el presidente Václav Havel, quien vivió durante varios años junto a la Casa Danzante, respaldó este proyecto con la intención de que la construcción se convirtiera en un centro cultural.

Un dato curioso es que Gehry, uno de los arquitectos, nombró a este edificio “Fred and Ginger”. Este apodo surgió en honor a los afamados bailarines Fred Astaire y Ginger Rogers y también por la impresión que da el edificio de una pareja de bailarines. Sin embargo, fue el propio Gehry quien descartó ese nombre.

qué ver en Praga Casa Danzante

Este edificio es uno de los más jóvenes, debido a que fue construido a finales de los años noventa exactamente entre 1992 y 1996. Sin embargo esto no le ha quitado mérito alguno, ya que se ha ganado un lugar entre las diversas iglesias y puentes medievales que se encuentran en la ciudad, llegando a ser uno de los lugares más representativos de Praga.

Dos torres, dos bailarines

La Casa Danzante bien representa a una pareja de bailarines. En este caso, se asemejan a los famosos bailarines hollywoodenses Fred Astaire y Ginger Rogers, quienes rodaron varios musicales durante los años 1930 y 1940. Pero veamos más de cerca las identidades de las dos torres que conforman la casa danzante.

Ginger, la torre de cristal

La primera torre es de cristal, esta se va estrechando en el área media y justo en este lugar se concibe una terraza que se sujeta a la torre de hormigón. Esta torre está apoyada sobre un pequeño grupo de columnas inclinadas. Se genera así la sensación de unas piernas que aparecen desde las sutiles faldas de Ginger y contrastan la entrada al edificio.

Fred, la torre de hormigón

La segunda torre se ubica paralela al río. La misma está construida sobre tres fuertes columnas y se define por las molduras onduladas que su fachada posee. Además de las ventanas sobresalientes, las cuales están distribuidas de modo aleatorio.

Entre los grandes pilares circulares de la planta baja del edificio podemos encontrar tiendas, un hotel y un café. Un lugar ideal para la interacción pública que incluye al edificio con su entorno. Partiendo desde la segunda planta a la séptima, el edificio aloja diversas oficinas y un restaurante en el último nivel. Desde esta zona podrás observar la ciudad, el río Moldava  y el castillo. Gran parte del interior de la Casa Danzante fue diseñada por el arquitecto británico de origen checo Eva Jiřičná Architects.

Un dato muy interesante es, que en el lugar donde se construyó la casa danzante había una casa señorial. Esta misma fue reducida a escombros durante la segunda guerra mundial debido a los bombardeos que recibió la ciudad y fue el grupo ING quien compró este lote de terreno y ordenó la construcción de un edificio que lograra convertirse en un símbolo de la ciudad.

Información de interés sobre la Casa Danzante

La ubicación exacta de la Casa Danzante es Jiráskovo náměstí 1981/6, 120 00, Praga. Puedes usar de referencia el puente Jiráskuv. Y una de las maneras de llegar, es a través del tranvía numero 22 parada de Karlovo náměstí. También a través del metro, tomando la línea B estación de Karlovo náměstí.

qué ver en Praga Casa Danzante

La Casa Danzante también cuenta con una galería de arte. Esta galería se dedica a presentar obras de reconocidos artista checos y también extranjeros, además de organizar modelos monográficas. Te estarás preguntando si es posible visitar la Casa Danzante en su totalidad. Lamentablemente esto no será posible, debido a que gran parte de este edificio está ocupado por oficinas. Pero sí es posible visitar ciertos lugares como por ejemplo la galería.

La galería de arte de la Casa Danzante está abierta al público durante toda la semana, desde enero hasta diciembre.

¿Qué hacer en la Casa Danzante?

Por otra parte, también podrás visitar el restaurante que se ubica en el último piso. Aquí disfrutarás de una velada inolvidable, podrás degustar una deliciosa cena. Al mismo tiempo, apreciar las hermosas vistas de la ciudad de Praga y el Río Moldavo, haciendo que comer en este restaurante sea toda una experiencia única.

También puedes visitar las tiendas y el café que se encuentra en la planta baja. En sí, la Casa Danzante de Praga ofrece una gran variedad de actividades que harán que tu visita a este inigualable lugar sea totalmente único.

Además, podrás tomar fotos del edificio sin ningún problema y si quieres una panorámica del mismo, la podrás obtener desde las orillas del Río Moldavo.

Sin duda alguna, la Casa Danzante de Praga le da un toque único a esta ciudad, marcando una gran diferencia entre los demás edificios de estilos medievales que habitan allí.

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información