Puente de Carlos

República Checa | Praga 18 octubre 2018 por Marya Gil
[Total:0    Promedio:0/5]

El Puente de Carlos es una de las zonas más transitadas de la ciudad. Este puente sirvió como unión entre la Ciudad vieja y la Segunda ciudad.

Datado en el siglo XIV, este puente fue construido originalmente en madera. Atraviesa el río Moldava uniendo así a los barrios de Staré Mesto y Malá Strana.

Dos siglos después, el puente quedó destruido en su mayor parte por desastres naturales, por lo que el monarca Carlos IV mandó construirlo de nuevo, pero esta vez de piedra, mucho más robusto y resistente. Su reconstrucción terminaría en 1402. Para su financiación se sobraron peajes.

Desde ese momento el Puente de Carlos fue la vía de comunicación más importante entre la Ciudad Vieja, las zonas exteriores de la ciudad y el Castillo de Praga hasta el año 1841. También supuso una conexión importante para el comercio entre la Europa Oriental y la Occidental.

El puente cuenta con 516 metros de ancho y casi 10 metros de largo y está apoyado por 16 arcos. Tres torres le protegen en sus dos cabeceras, dos en Mala Strana y la tercera en la Ciudad Vieja; esta última es una de las construcciones más impresionantes del estilo gótico. Por último, treinta estatuas decoran el puente, distribuidas a ambos lados del puente, la mayoría de ellas esculpidas sobre el año 1700 y con estilo barroco.

La primera estatua que se colocó en el puente fue la de San Juan Nepomuceno, en el año 1683. San Juan Nepomuceno fue tirado al río en el año 1393 por orden de Wenceslao IV, ya que este desconfiaba de su mujer y quería que le confesara sus secretos, pero al negarse le cortaron la lengua y lo tiraron al río. Es en ese lugar donde podemos encontrarla. Se cuenta que todo aquel que pide un deseo colocando la mano izquierda sobre la base de la estatua este le será concedido.

El Puente de Carlos es el segundo puente más antiguo conservado de la República Checa y desde 1978 sólo permite el tránsito de peatones.

Marya Gil

Marya Gil

Siempre fui la amiga que llevaba una cámara a cuestas, por lo que acabé convirtiendo en una de mis profesiones. Apasionada de los viajes y la comunicación, siempre pensando el próximo destino

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información