Tumbas Saadies, un mausoleo que emana historia

Marruecos | Marrakech 07 diciembre 2019 por Francisco Rubio
[Total:0    Promedio:0/5]

Las Tumbas Saadies están ubicadas en un jardín cerrado. Vecinas de la Mezquita de la Kasbah, exactamente está pegado a la pared sur de la mezquita. Las Tumbas Saadies simbolizan un maravilloso cementerio real, siendo este lugar uno de los más transitados por cientos de turistas a diario.

Debemos recalcar que esta edificación data de los tiempos del sultán Ahmad al-Mansur. Fue quien ordenó la construcción de un mausoleo justo sobre los cimientos de la tumba de su padre en el año 1557.

Sin embargo, luego de la muerte del sultán Ahmad al-Mansur el nuevo sultán alauita Moulay Ismail en su periodo de poder, decide ocultar el cementerio y ordena construir una gran muralla. De esta manera, el mausoleo quedó oculto durante mucho tiempo. En el año 1917 estas tumbas fueron redescubiertas y posteriormente, restauradas por el servicio de Bellas Artes y Monumentos Históricos.

Un breve repaso por la historia de estas tumbas

Las Tumbas Saadies surgen durante la época en la que la dinastía saadí reinaba en Marruecos. Esto fue entre los años 1524 y 1659. El sultán Ahmed al-Mansur, el cual también era conocido como El Dorado, ordenó construir en el año 1557 este mausoleo.

Posteriormente, se ordena la construcción de otro nuevo mausoleo. Esta nueva construcción está formada por tres salas unidas entre sí por medio de puertas y en el que la sala central, llamada la Sala de las Doce Columnas, nos muestra una increíble y hermosa decoración.

Luego de la caída de la dinastía saadí, el sultán alauita Moulay Ismail ordenó destruir todos los rastros de los saadíes. Se procedió a la destrucción y saqueos de palacios y otros edificios construidos por los aquellos. Esto lo puedes comprobar si llegas a visitar el Palacio El Badi, del que apenas quedan las murallas.

qué ver en Marrakech tumbas saadies

Pero en el caso de las Tumbas Saadies, sencillamente se procedió a ocultarlas y que gracias a esto, hoy en día son un lugar turístico en la ciudad de Marrakech. El lugar de las tumbas se escondía tras una puerta sellada que se localiza en la mezquita de la Kasba. En este sentido, es importante destacar que este mausoleo también es  conocido como el Mausoleo de Lalla Messaouda.

¿Cómo llegar?

Una de las opciones para transportarte al mausoleo Saadie, es ir en taxi. Sin embargo, también puedes caminar. El punto central es el corazón de Marrakech, siendo éste la Plaza Jamaa el Fna. Desde allí solo te tomará 10 minutos caminando. Cerca de las tumbas podrás encontrar el Palacio el Badi, el Palacio de la Bahía, el Museo Dar Si Said y la Mezquita Koutoubia.

¿Qué ver en las Tumbas Saadies?

Comenzaremos por el mausoleo principal. Èste consta de tres salas donde se encuentran las tumbas de toda la dinastía saadí que gobernó durante la “Edad de Oro” de la ciudad Marrakech. Este periodo fue entre los años 1524 y 1659.

La sala más importante es la sala central, llamada también la Sala de las Doce Columnas, donde están los restos del sultán Ahmad al-Mansur y junto a él se encuentran los restos de su familia.

La decoración de este mausoleo está compuesta por madera de cedro y estuco, mármol italiano, azulejos esmaltados y maderas pintadas. A un lado del jardín podrás ver el Mausoleo de Lalla Messaouda. Con el suelo cubierto por piedras alargadas serán estas las primeras tumbas saadies que vas a lograr ver. De la misma forma, la decoración de este mausoleo es únicamente un simple adelanto de lo que espera en el mausoleo central.

En las Tumbas Saadies se encuentran los restos de aproximadamente unos sesenta miembros de la dinastía Saadí, y  entre los cuales se encuentran también los restos de Áhmad al-Mansur y su familia. Mientras que en los jardines de los alrededores que comunican los dos mausoleos, se encuentran los cientos de tumbas en los que reposan los restos de los soldados y sirvientes de la dinastía Saadi.

Salas de las Tumbas Saadies

La sala principal o Sala de las Doce Columnas, es una habitación de 20 metros cuadrados y, sin duda alguna, es uno de los rincones más hermosos de la ciudad de Marrakech. Aquí encontrarás varias tumbas, pero la combinación de las columnas de mármol, el techo de madera de cedro decorado con relieves de oro y la iluminación de la sala, hará que desees quedarte unos minutos más para apreciar esta hermosa obra arquitectónica.

Saliendo de la sala principal están la Sala de los Tres Nichos y la Sala de Mirhad, ambas un poco más pequeñas y sencillas. Pero sin duda alguna, te regalarán una experiencia inolvidable, debido a que los espacios de las salas no son muy amplios. Es importante que sepas que se permite la entrada de un cierto número de personas, lo que quiere decir que, tendrás que hacer una larga fila para poder entrar a las tumbas. Sin embargo, el tiempo de espera lo vale.

Las Tumbas Saadies son otro de los tantos lugares en la ciudad de Marrakech que la UNESCO clasificó como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Ciertamente, la ciudad de Marrakech tiene mucho que ofrecer. Pero para poder disfrutar de todo el esplendor te debe gustar la historia. En cada lugar, en cada rincón, en cada muralla, hay mucha historia y las Tumbas Saadies no son la excepción.

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información