Palacio Imperial de Hofburg, Viena

Austria | Viena 25 mayo 2021 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El Palacio Imperial de Hofburg es actualmente la residencia presidencial de la República austriaca. Se trata del palacio más grande que tiene Viena. La combinación de estos criterios hace que sea el lugar turístico más visitado en la capital de Austria.

Historia

Su construcción inició en 1275, un año antes de que los Habsburgo llegaran al poder. En los inicios, el Palacio Imperial de Hofburg fue la residencia de la gran mayoría de la realiza austriaca.

En especial de la dinastía de los Habsburgo por seis siglos continuos, también de los emperadores de Austria y Austria-Hungría. Así se mantuvo hasta 1918, cuando ya pasó a ser sede del domicilio del presidente de la República de Austria hasta la actualidad.

Con el pasar de los años, cada huésped decidía dejar su huella plasmada en la gran arquitectura del lugar. Esto quiere decir que posee diferentes estilos según la moda del momento. Estilos que van desde el gótico al renacimiento, baroco al rococó y algo de clasicismo.

Ubicado en la parte antigua de la ciudad, el Palacio Imperial de Hofburg también es conocido como la residencia de invierno de la nobleza. En vista de que el lugar preferido durante la época de verano era el Palacio de Schönbrunn

¿Qué ver en el Palacio Imperial de Hofburg?

qué ver en Viena

Es una estructura que mide 59 acres aproximadamente, por lo que se puede considerar como una ciudad dentro de otra ciudad. En total son 18 grupos de edificios que comprenden 2.600 habitaciones diferentes y, a su vez posee 19 patios.

Al ser un palacio tan grande que cuenta con numerosas habitaciones de diferentes temáticas, los visitantes tienen opciones variadas para escoger y conocer. Es decir que alberga el Museo de Sissi, la Colección de Plata, los antiguos Salones Imperiales y los Despachos del Presidente.

En los alrededores del Hofburg, junto a los edificios periféricos, se encuentran otra serie de atracciones. Las dos iglesias, la Biblioteca Nacional de Austria, el Museo de Historia Natural y la Escuela Española de Equitación.

Los visitantes, al llegar a este espectacular edificio, tienen para escoger entre tres opciones principales: el Museo de Sissi, la Colección de Plata y los Apartamentos Imperiales. Cada uno se puede recorrer individualmente o, a su vez, todos como parte de una visita prolongada. Sin embargo, los que merecen una visita especial son los tres primeros ya mencionados.

Museo de Sissi

Son unas seis salas dedicadas a la tan querida emperatriz. Los puntos más importantes a conocer aquí son, la reconstrucción de su vestido el día de la despedida de soltera. Así como vale la pena dirigir la atención a las sus elegantes joyas, abanicos, sombrillas y guantes. También sus famosos retratos y, finalmente, la mascarilla fúnebre de Sissi.

Con ayuda del audio guía, disponible en español, conocerás más detalles de la intensa vida de la emperatriz. Te verás sumergido en un estilo de vida entretenido que logrará captar tu atención, además de hacerte imaginarlo como en una película.

Colección de Plata

Aquí son exhibidos más de 7.000 artículos de la colección imperial. Entre ellos están incluidos aquellos utilizados en las ceremonias, así como la famosa y fina porcelana del siglo XVIII.

Puede ser que el producto más importante sea el servicio Ruby. Es utilizado para las grandes ocasiones imperiales, y posee capacidad hasta para 140 invitados. Es decir, en total, son exhibidos los lujosos objetos de plata, cristalería y porcelana, también los utensilios de cocina y mantelería proveniente de la dinastía.

Apartamentos Imperiales

qué ver en Viena

Se pueden observar las 19 habitaciones oficiales y privadas del emperador Francisco José y su esposa, la emperatriz Elisabeth (Sissi). A ellos se puede llegar a través de la majestuosa escalera imperial.

De un lado, se aprecia la atmósfera privada de la pareja, que logra ser transmitida a pesar de poseer varias remodelaciones. También se evidencia el apartamento contiguo de Sissi, el cual cuenta con gimnasio, dormitorio y tocador. Así mismo, el despacho, dormitorio y sala de audiencias del emperador.

Las habitaciones cuentan con detalles de la época como la perfecta decoración y los muebles utilizados. Esto deja testimonio de la opulencia de la monarquía y de su historia personal como pareja.

Curiosidades

  • Se puede ampliar la experiencia de la visita y reservar una visita privada individual o para grupos a los Apartamentos Imperiales.
  • O, si lo que buscas es una experiencia realmente única, puedes considerar la visita en una de las noches especiales. Es decir, recorridos temáticos que incluyen tópicos como la vida cotidiana imperial, banquetes estatales o la vida de Sissi.

¿Cómo llegar hasta el Palacio Imperial Hofburg?

  • Usa el metro a través de la línea U3 y baja en la estación Herrengasse.
  • O también puedes montarte en el tranvía por medio de las líneas 1, 2 y D hasta que llegues a Burgring.
  • El autobús es otro medio de transporte fiable, solo procura emplear cualquiera de las líneas 2A y 57A hasta que llegues a la parada Burgring.

Otros lugares que visitar en Viena

Palacio Imperial de Hofburg, Viena - Viajeros por el Mundo

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información