Nakamise-Dori, calle comercial

18 diciembre 2020 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Nakamise Dori, también llamada calle de compras Nakamise. Es una tradicional calle de ventas de souvenirs ubicada en Asakusa. Se encuentra en el interior del famoso Templo Sensoji, iniciando desde la Puerta de Treno (Kaminarimon) hasta el mismísimo templo.

Es una de las calles comerciales más antiguas de Japón. Representa un lugar de peregrinación y entretenimiento para locales y turistas. Es un buen sitio para experimentar la comida japonesa y adquirir regalos típicos del país.

Historia de Nakamise

Sus orígenes son del siglo XVII, desde aproximadamente el año 645, convirtiéndolo en la calle comercial más antigua del mundo. Anteriormente, en sus alrededores se encontraba el barrio de placer Yoshiwara, cerca de Asakusa, creando popularidad en el lugar. Es por lo que en el periodo de Tokugawa se construyeron los edificios que representan hoy día la calle comercial Nakamise.

En la segunda Guerra Mundial, durante el bombardeo, se perdió gran cantidad de las estructuras de estos edificios. Fueron reestructurados manteniendo la arquitectura original.

Actualmente, la calle comercial Nakamise cuenta con una longitud de 250 metros y posee 90 locales de lado y lado. Los comerciantes que dan vida a este mini centro comercial son los residentes cercanos e hijos de antiguos dueños.

¿Qué ver en Nakamise?

Atravesar este hermoso camino nos transporta al Japón antiguo. Junto con las 90 tiendas ubicadas a cada lado y la muchedumbre diaria, la convierten en una animada calle comercial. Se incluyen también los típicos compradores en kimono y la gran cantidad de farolillos, lo que lo convierte en un colorido lugar.

En Nakamise se goza de una increíble vista por donde se mire. Desde el arte del regateo hasta las estructuras arquitectónicas de la época resultan fascinantes. Así como también, en los días festivos, la galería se decora con elementos de temporada. Flores de ciruelo y cometas en Año Nuevo, hojas de tonos llamativos en otoño y flores de cerezo en primavera.

Procura volver a pasar por Nakamise después del atardecer, se convirtió en una visita obligada. Al terminar el recorrido por los templos, es buena idea retornar y caminar por aquí. Se experimenta un lado más atractivo e iluminado que inspira tranquilidad. A diferencia del horario diurno que posee gran cantidad de personas a nuestro alrededor.

Luego de los negocios cerrar y bajar las persianas, se evidencian los hermosos diseños en cada una de ellas. Es muy impresionante y llamativo. Se encuentran hermosamente decoradas con diversas representaciones de las estaciones Asakusa. Digno de tomar una foto tipo postal.

¿Qué hacer en Nakamise?

Al ser una calle comercial, lo mejor que podemos hacer es comprar, irónicamente una manera divertida de gastar nuestro dinero. Hay gran variedad en artículos tipo suvenir típicos japoneses, comida de calle exquisita y dulces autóctonos.

Desde productos tradicionales como zuecos japoneses, muñecas kokeshi de madera, las espada samurái o el té verde matcha. Son productos típicos que aquí encontraremos. Elegantes broches para el cabello, los famosos abanicos y sombrillas.

Obviamente, no dejaremos de lado al Maneki Neko, o mejor conocido como el gato de la suerte. Si tenemos un negocio y queremos que prospere, según los japoneses, debemos tener uno en la parte delantera del mismo.

qué ver en Tokio Nakamise

Entre las comidas que nos dejará saboreándonos están los ningyoyaki, son unos pequeños pasteles rellenos de pasta de alubias rojas. Las galletas sembei recién horneadas, las croquetas de carne frita (huelen divino) o el pan de melón dulce. Si estás sediento y acalorado por la caminata, puedes pedir un refrescante helado de matcha.

¿Cómo llegar?

Para llegar en tren, se encuentra a 5 minutos a pie de la estación de Asakusa. A través de las líneas Ginza, Asakusa y Tobu Skytree que nos dejarán en dicha parada.

Otra estación cerca es Tawaramachi, ubicada a 10 minutos a pie. La línea Ginza es la que hace esta parada.

Recomendaciones

  • Durante el día, comprar recuerdos y probar algún plato que nos ofrece Nakamise. Sus precios son accesibles.
  • Al atardecer, dar un recorrido y disfrutar de las hermosas obras de arte pintadas en las persianas
  • A pesar de que son buenos precios, puedes seguir mirando en otros lugares aquel producto que te haya gustado. Compara precios y luego te decides para hacer la compra final

Otros lugares que visitar en Tokio

qué ver en Tokio Nakamise

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información