Jardines de las Tullerías, París

Francia | París 08 enero 2020 por Francisco Rubio
[Total:0    Promedio:0/5]

Los Jardines de las Tullerías son el primer parque público de París, fruto de un ‘capricho’ de Catalina de Médicis. Un lugar elegante, colorido, ideal para pasar un atardecer con la armonía característica de las plantas. Un paseo obligado para turistas, familias y enamorados que llegan a la capital francesa.

Historia de los Jardines de las Tullerías

Los Jardines de las Tullerías nacen como parte del Palacio de las Tullerías, un edificio que envió construir Catalina de Médicis. Ella quería realizar un espacio suntuoso en el cual pasar sus últimos días, pero en realidad no cumplió con este fin. De hecho, la obra se inició en el siglo XVI, pero jamás se terminó según el diseño original.

Los jardines toman su nombre de las antiguas fábricas de las tejas donde se construyó el mismo. La idea de Catalina era que el jardín rodeara todo el palacio con un claro estilo fiorentino. Una semejanza con aquellos lugares donde había pasado su infancia y en los cuales deseaba pasar sus vejez.

Durante los primeros tiempos se utilizaba para celebraciones de la realeza de manera absolutamente privada. Fue Luis XIV quien dio la orden de abrir las puertas a los Jardines de la Tullerías convirtiéndolo en público, aunque a decir verdad era solo accesibles para algunos. También comenzó en esa época una conversión a un estilo que se asemejara más al estilo francés bajo la supervisión del jardinero oficial Andrê Le Nôtre.

Cuando la realeza decide trasladar todo a Versalles los Jardines de las Tullerías pierden funcionalidad e interés. Ya finalizada la Revolución Francesa, Napoleón le devolvió su vida al enviar a construir el Arco del Triunfo que une los jardines con Louvre. En las guerras mundiales fueron destruidos y vueltos a remodelar en el siglo XX. Hoy en día son los únicos testigos de aquella época y el recuerdo de una parte del sueño de Catalina.

¿Qué ver en los Jardines de las Tullerías?

Los Jardines de las Tullerías son un paseo tranquilo y tal vez, poco pensado, para los turistas. Al no quedar vestigios de lo que fue el Palacio, se suele pensar que no merece la pena dedicar tiempo a este lugar. Sin embargo, es una belleza que invita a descansar, leer y meditar bajo sus árboles.

Asimismo en la superficie y alrededores podemos observar la Gran Noria con las mejores vistas de los jardines y de la ciudad. El Arco del Triunfo, la Plaza de Concordia, el Museo de Orangerie y la Galería Nacional de Juego de Palma- Todas atracciones turísticas que dejan una enseñanza sobre París y la cultura francesa en general a través de las diversas exposiciones.

Si tenemos la posibilidad de viajar a París durante los meses de junio a agosto encontramos la Fête de Tuileries. Se trata de la feria con actividades como montañas rusas, tiovivos, coche de choques, etc. Una visita ideal para divertirse en familia o con amigos y dejar un lado la realidad al sumergirse en unos minutos de fantasía.

qué ver en París Jardines de las Tullerías

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información