Begijnhof, paz y clandestinidad

Países Bajos | Ámsterdam 15 junio 2020 por Francisco Rubio
[Total:1    Promedio:5/5]

El Begijnhof es el lugar indicado para conectar con el interior y sentir la paz que toda persona necesita. En este tranquilo complejo de casas y naturaleza se esconde la iglesia clandestina que fue sede de las oraciones de las beguinas que residían allí.

Un recorrido por la historia de Begijnhof

En los siglos XII al XIV se da el contexto en el que se origina este sitio tan especial en la historia de Ámsterdam. Un grupo de mujeres practicaban el catolicismo desde su soltería y posición social sin tener la intención de ser monjas.

Las conocidas ‘beguinas’, cuidaban de enfermos y personas en situación crítica. A la vez realizaban sus oraciones en la primera iglesia clandestina que funcionaba en Begijnhof. La misma ocupaba dos de las casas que por aquel entonces eran de madera.

¿Qué ver en Begijnhof?

A escasa distancia del centro turístico de Ámsterdam el Begijnhof nos regala su color y serenidad. Un patio inmerso en un bello conjunto arquitectónico que incluye la casa más antigua de la ciudad. Es fácil reconocerla porque aún considera su fachada de madera. Las demás son de ladrillo pues se prohibió el antiguo material debido a los riesgos de incendio.

Al conocer su historia es inevitable la tentación de ver la Capilla de Begijnhof. En las casas 29 y 30 del complejo de viviendas podemos acceder a aquella iglesia que daba refugio espiritual a las valientes señoritas de la época. Aún se encuentran en su interior diversos elementos de aquellos tiempos.

En este hermoso jardín veremos una escultura característica del catolicismo como símbolo de protección. Al ser un lugar privado, no se permiten excursiones, pero sí es factible el ingreso a una gran zona de manera particular.

¿Cómo llegar al Begijnhof?

El patio más tranquilo de Ámsterdam se ubica entre las calles Gedempte Begijnersloot y Niewezijds Voorburgwal. De modo más concreto al norte de la Plaza Spui. Lo ideal es llegar en trasnporte:

  • Tranvía, Spui, líneas 1, 2 y 5
  • Tranvía, Spui Rokin, líneas 4, 9, 14, 16, 24 o 25

Lugares cercanos de interés turístico

  • Spui
  • Mercado de las flores de Ámsterdam
  • Plaza Dam
  • Museo Histórico de Ámsterdam

Una hora en el Begijnhof significa para los visitantes una recarga de energía. Un gran posibilidad para despejar la mente y retomar el equilibrio espiritual. Además, es un sitio en el que muchos pensarán que buen plan sería vivir en un lugar de este estilo.

Begijnhof, paz y clandestinidad - Viajeros por el Mundo

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información