Fontana de Trevi

Italia | Roma 29 junio 2018 por Francisco Rubio
[Total:0    Promedio:0/5]

Es la fuente más emblemática de toda la ciudad y podemos encontrarla en pleno centro romano, justo detrás del Palacio Poli. Su situación en la pequeña plaza de Trevi hace que luzca más esplendorosa e impresione por completo al visitante.

 

Historia

La historia de esta fuente se remonta a los tiempos del emperador Augusto. Según la leyenda, fue una misteriosa doncella la que indicó al general Agripa el emplazamiento del manantial, en las afueras de Roma. Para traer el agua a la ciudad, Agripa construyó un acueducto (terminado el año 19 a.C.), que en honor de la doncella se llamó Acqua Virgo.

La monumental fuente que hoy admiramos fue construida en el siglo XVIII por un hombre casi desconocido, llamado Nicola Salvi, que sorprendió a todos con este diseño asombroso. Los trabajos para su construcción se prolongaron durante 30 años y acabaron arruinando la escasa salud de Salvi, que murió sin poder acometer otros proyectos y sin ver terminada su hermosa fontana.

Le sucedió en la tarea Giuseppe Pannini. La Fontana de Trevi fue inaugurada en 1761.

Es una fuente de estilo barroco que representa a Neptuno, dios del mar, domando las aguas. Está adosada sobre la fachada del Palacio Poli porque así lo quiso el Papa Urbano VIII. Inicialmente iba a ser construida al otro lado de la plaza.

Fontana de Trevi

Fontana de Trevi

Curiosidades

  • Es la fuente más grande de Roma: Con casi 20 metros de ancho y 26 metros de alto, la Fontana de Trevi es la fuente más grande de Roma. Y sin embargo, a veces puede ser difícil de encontrar, ya que está encerrada entre los edificios de la pequeña plaza de Trevi. De hecho, el nombre de Trevi deriva de “Tre Vie” (tres vías) y hace referencia al punto en el que se encuentran las tres calles que forman la plaza.
  • La leyenda: Dice la leyenda que quien arroja una moneda de espaldas a la fuente de Trevi, se asegura su regreso a Roma. Para hacerlo correctamente hay que tomar la moneda con la mano derecha, ponerse de espaldas a la fuente y lanzarla por encima del hombro izquierdo. Según la tradición si lanzas dos monedas en lugar de una, te aseguras encontrar el amor y si arrojas tres, el matrimonio.
  • Ingresos: esta costumbre produce unos ingresos de alrededor de un millón de euros anuales. A veces se han llegado a recoger hasta 000 eurosen un sólo día. Desde el año 2007 el dinero que se recauda es entregado a Cáritas y asociaciones benéficas para ayudar a los más necesitados.
  • Bañarse en la Fontana: Una de las escenas más míticas del cine, transcurre en la Fontana de Trevi.  Casi todo el mundo conoce la famosa escena de “La Dolce Vita” en la que Anita Ekbergse mete en la fuente e invita a Marcello Mastroianni a que se bañe con ella.  Son unos cuantos los que han intentado imitarles, dándose un chapuzón en la fuente, ya sea desnudos o vestidos.

Bañarse en la fontana de Trevi está prohibido y dicen que la multa asciende a unos 500 euros.

 

Visita a la Fontana

La visita llevará el tiempo que se quiera. Se le pueden dedicar desde 5 minutos hasta media hora. Se recomienda, que se visite dos veces, una por el día, donde el monumento está lleno de gente, y otra por la noche, ya que está muy bien iluminado y podrás contemplarlo con más calma.

 

Localización

La Fontana di Trevi está situada entre la Piazza Santi Apostoli y la Piazza de Sant Apollinare. La parada de metro que está más cerca es la de Barberini – Fontana di Trevi de la línea A, bastante cerca de la Estación Termini y de la Plaza de España de Roma.

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información