10 cascadas más bonitas de Islandia

24 julio 2021 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]
134
0

Las 10 cascadas más bonitas de Islandia son uno de los deleites de este país. Islandia es conocido como el país del hielo y el fuego, es decir, volcanes y glaciares. Cuenta con una geografía y geología peculiar que ofrece una cantidad no cuantificada de cascadas. Hay de diferentes tamaños y hasta colores. Su ubicación en el Atlántico Norte permite que el lugar permanezca bajo constantes lluvias y nevadas durante el año.

Esto alimenta los numerosos ríos del país, aunado a los enormes glaciares que rodean a Islandia. En vista del lento retroceso de los mismos, también permite crear unas enormes cascadas, así como a su caudal debido al mayor flujo de agua.

1. Cascada Gulfoss

cascadas más bonitas de Islandia

Gulfoss también es conocida como “la cascada dorada”. Es uno de los lugares clásicamente más visitos por los turistas, siempre de puesto número uno en los itinerarios. Esto es debido a su gran cercanía con la ciudad capital.

Es un salto de agua de 32 metros de altura que proviene del turbulento río Hvitá. Es una impresionante caída que se desenvuelve en dos niveles, y debido a esto no se puede obtener una imagen clara desde el ángulo de abajo. Por lo que para poder contemplarla es únicamente desde lo alto.

La Cascada Gulfoss es una visita obligada, la cual verla brillar la convierte en una hermosa imagen. Bajo los rayos del sol de Islandia se puede apreciar el verdadero placer de la Cascada Dorada, la mayoría de las veces con un imponente arcoíris.

2. Cascada Goᵭafoss

cascadas más bonitas de Islandia

Goᵭafoos es también conocida como la Cascada de los Dioses, catalogado como una de las joyas del país. No es de las más altas, son solo 15 metros de caída que se ha convertido en el lugar más fotografiado y popular de Islandia.

Sin embargo, cuenta con un poderoso caudal que abarca 30 metros de anchura como en forma de hoz. Esto la hace uno de los lugares más bellos para visitar y conocer.

Su historia es muy interesante y algo peculiar, pues data del año 999, cuando se discutía el rumbo religioso del país. Ƥorgeir ƥorkelsson fue elegido como mediador entre tal discusión. Debate que estuvo influenciado por los grandes líderes y jefes del lugar entre convertirse al cristianismo o mantenerse con los antiguos cultos vikingos.

Al momento que se escogió la fe cristiana ƥorgeir arrojó por la cascada todos los monumentos de los dioses paganos. Es por esto que deriva su nombre de Cascada de los Dioses.

3. Cascada Svartifoss

cascadas más bonitas de Islandia

Su nombre significa Cascada Negra, y es debido a las hexagonales columnas de basalto que lo rodean. Estas columnas han sido esculpidas naturalmente por un lento proceso a través de los años tras un proceso de enfriamiento del flujo lávico.

Su caída es de 20 metros de altura, con un estilo tan hermoso que pareciera diseñado por un arquitecto. Está ubicado en el Parque Nacional Vatnajökull al sureste de Islandia. La cual es muy concurrida por contar con la masa glaciar más grande del país.

4. Top 10 Cascadas más bonitas de Islandia: Hraunfossar

cascadas más bonitas de Islandia

A diferencia del resto de cascadas reconocidas por su altura y estruendo, la Cascada Haraunfossar es lo contrario. Está ubicada en el campo de lava Hallmundarhraun en el oeste del país. Hraunfossaar es la impresionante cascada silenciosa con caídas que ni cuentan con estadística de altura.

Su atractivo consta en el agua muy fría que se filtra por una capa de lava porosa hasta caer en forma de pequeños hilos de agua. Es decir, es manantial que se escurre sobre la placa de lava como pequeñas venas hasta su desembocadura. Estos angostos chorros se dan la tarea de caer sobre el curso del río Hvitá. La imagen que emana este escenario es sencillamente hermosa.

5. Cascada Detifoss

cascadas más bonitas de Islandia

Está ubicada en el norte de Islandia, dentro del Parque Nacional Vatnajökull. Es caracterizado por el rugir de sus aguas cayendo al curse del río Fjöllum, pues es completamente ensordecedor.

Consta de 45 metros de altura y 100 de anchura, así como un caudal de 200mᵌ por segundo. Todo este líquido cayendo es lo que provoca su ruido. Su gran cantidad de corriente en picada no permite ver el espectáculo detrás de ella, pues también posee columnas de basalto al mejor estilo de Svartifoss. Es la mayor muestra de poder que ofrece la madre naturaleza en toda Europa.

6. Cascadas más bonitas de Islandia: Skógafoss

cascadas más bonitas de Islandia

Se trata de una de las cascadas más fotografiadas. Posee una altura de 62 metros y 25 de anchura, por supuesto una caída de agua muy imponente. Es de la más accesible, turística y visitada de todas, de hecho, ha sido protagonista de postales, artículos y documentales.

También se le conoce como “la cascada perfecta”. Y se puede acceder a su punto más alto por medio de un sendero ubicado al lado derecho del lugar. Es un camino con más de 400 escalones y una hora de recorrido aproximadamente, que te dirige hasta el abismo de precipitación del agua.

7. Cascada Seljalandsfoss

cascadas más bonitas de Islandia

Una popular cascada reconocida por la peculiaridad que la diferencia de las demás. Resulta que cuenta con un camino que conduce hacia su interior, haciendo posible admirar la parte de atrás del velo de agua.

Son 60 metros de altura que envuelven su cauce. Y es gracias a una pequeña cueva formada de manera natural que podemos apreciar desde todos los ángulos a tan hermosa cascada. Claro, si no te importa mojarte un poco.

8. Cascada Hengilfoss

cascadas más bonitas de Islandia

La Cascada Hengilfoss está ubicada en el este de Islandia. Es considerada como la más alta del país, cuenta con 128 metros de altura. Sin embargo, no es esto último lo que la hace tan impresionante, sino más bien la pared por la que cae este gran salto de agua. Está formada por partes de basalto que se encuentran mezclados por unas capas de barro rojo muy intenso.

Da la impresión de que estuviese pintado por un real artista. En Islandia no hay nada más parecido, es única en su especie. Es la tercera cascada más alta del país que, debido a que no está incluida en las habituales rutas turísticas, es poco concurrida.

9. Cascada Gljúfrabúi

Un poco oculta y algo sombría, las Cascada Glúfrabúi se encuentra tras una guarida que la convierte en una de las más desconocidas. Caída de agua que está rodeada de pilares cubiertos de musgo en su totalidad. Esto emana un ambiente aún más frío, mítico y de ensueños.

Cuenta con unos 40 metros de atura, la fuerza del agua ha moldeado las rocas sobre las que choca. Esto ha ocasionado una cámara en forma de cilindro o, mejor, dicho, una especie de gruta. Por lo que, para poder observarla de cerca, es mejor que te prepares para llevarte un buen remojo, pero que sin duda vale la pena.

10. Cascada Kirkjufellsfoss

cascadas más bonitas de Islandia

También conocida como la Cascada de la Iglesia. Son solo 5 metros de altura que caen sobre tres pequeños canales. Esta puede ser de las cascadas más visitadas de Islandia, donde lo que impresiona no es claramente su estruendo, altura o volumen de agua.

Lo hace tan especial es el escenario en el que se encuentra rodeado. Cuentan con una épica mirada al fondo con la montaña de Kirkjufell, la más hermosa y emblemática del país.

Puedes encontrarte ante el escenario más fotografiado para los amantes de la naturaleza en este paisaje del ranking de cascadas más bonitas de Islandia. No solo es la caída de agua, puesta en primer plano, sino también de la montaña al fondo. Es nada más y nada menos que un viejo volcán de 463 metros de altura con una forma cónica muy peculiar. Además, en las noches se pueden disfrutar de hermosas auras boreales.

cascadas más bonitas de Islandia

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales