Sognefjellsvegen, naturaleza en pleno esplendor

23 julio 2018 por Florencio Moreno
[Total:10    Promedio:4.5/5]

Aunque en la mayor parte de las ocasiones las vías de comunicación, especialmente las carreteras, se limitan a ser exclusivamente un medio para alcanzar el destino final del viajero, en algunos casos pueden considerarse todo un fin en si mismas.

Esto es lo que ocurre en Noruega con la llamada Sognefjellsvegen, tambien conocida como R55, carretera de montaña que discurre entre el municipio de Lom y el comienzo de Sognefjord. Especialmente el tramo inicial de la misma, el que transcurre entre Lom y el pueblo de Skjolden, situado este ya en la orilla de uno de los brazos de Sognefjord, el denominado Lustrafjord, es una sucesión de paisajes espectaculares, donde es posible deleitarse con la contemplación de una naturaleza todavía inmaculada y salvaje.

Esta considerada la R55 como ruta de interés turístico en el país, y bien que merece esta distinción, pues es difícil transitar por ella sin detenerse continuamente a contemplar la asombrosa belleza que te rodea. La carretera pasa junto al Fantestein, situado en las cercanías de Lom y paso de montaña mas alto de Escandinavia, con sus 1434 metros de altitud, como reza una placa en sus inmediaciones. A pesar de que Diana y yo estuvimos por allí a finales de un mes de Julio, la nieve cubría aun buena parte de la zona, contrastando enormemente con el tiempo veraniego que habíamos disfrutado en Oslo apenas un par de días atrás. Desde este lugar se divisan algunas de las cumbres mas elevadas de Noruega, entre las que destaca el Galdhøpiggen, cuya cima de casi 2500 metros de altura constituye el punto culminante de Escandinavia.

No podían faltar los glaciares en esta zona montañosa y agreste. Entre ellos destaca el Jostedalsbreen, el mas grande de Europa continental con sus cerca de 500 kilómetros cuadrados y sus casi 600 metros de espesor de hielo en algunos puntos. Aunque no puede rivalizar con el impresionante Vatnajökull, glaciar islandés de un tamaño casi 20 veces superior y cuyo espesor supera los 1000 metros en algunos puntos, Jostedalsbreen no tiene nada que envidiarle en cuanto a belleza. Sus diferentes lenguas bajan poco a poco por estrechos valles para convertirse finalmente en tranquilos lagos, que reflejan la mole de hielo en su superficie impoluta, o vivaces ríos, que se dirigen raudos a su encuentro con el fiordo.

De entre las casi 50 ramas por las que avanza el glaciar valles abajo, las mas conocidas y visitadas, tanto por su facilidad de acceso como por su belleza sin par, son las denominadas Briksdalbreen y Nigardsbreen. Los destellos azulados que adquiere este ultimo me sorprendieron sobremanera al acercarme hasta el, y no pude evitar contemplarlo extasiado durante un buen rato. El frente de la enorme lengua helada de Nigardsbreen resulta tan atractivo, y parece tan simple subir a el, que es difícil resistirse a la tentación de escalarlo. Aunque conviene ir con vestimenta adecuada y, si es posible, acompañados de un guía. Pues en el fondo no es tan dócil como aparenta, y las sorpresas en forma de grietas, resbalones o incluso ataques de pánico no son infrecuentes del todo.

El lento avance de Nigardsbreen forma curiosas cuevas en su parte baja. Algunas de ellas son accesibles durante un tiempo, y las hay que incluyen preciosas lagunas glaciares en su interior. Lamentablemente, en estos tiempos de calentamiento de la Tierra, la mayoría de las ramas de Jostedalsbreen mas que avanzar retroceden, lo que es bastante evidente en Briksdalbreen últimamente. A pesar de ello, este lugar es uno de los pocos del Planeta donde la naturaleza se muestra en estado puro, en todo su esplendor. Aunque para el futuro espero que la tendencia climática se revierta porque, de continuar por este camino, el dicho noruego que afirma que los niños locales vienen al Mundo con los esquís puestos perderá todo su sentido un día no demasiado lejano.

Florencio Moreno

Florencio Moreno

Florencio Moreno es uno de los españoles que más ha viajado por el mundo. El listado con todos sus paises visitados se parece bastante al índice de un atlas. A este apasionado de los viajes con el nick de Fmanega se le encuentra siempre presto a ayudar y es una referencia en varios foros de viaje. Su blog personal de viajes https://www.mundandy.com es una joya repleta de cuidados textos y preciosas fotografías de todo el planeta.

Comparte este artículo en redes sociales