Mis accesorios preferidos para viajes largos

22 marzo 2021 por Francisco Rubio
[Total: 0   Promedio: 0/5]
123
0

Por mi propia experiencia en mis viajes a Latinoamérica o al Sudeste asiático, sé que sobrevivir a vuelos largos no es tarea fácil. Sentirse cómodo sentado en un espacio reducido con aire seco en la atmósfera durante 10 y 1 veces 15 horas, no es nada fácil.

He aprendido a reservar un espacio en mi bolso de mano para llevar todos los accesorios que necesitaré para un viaje agradable y tranquilo. Os cuento cuales son mis infaltables.

Almohada de viaje

Un buen lugar donde apoyar tu cabeza durante tantas horas me parece el accesorio más fundamental. Corres el riesgo de llegar con una contractura de cuello al destino y que se fastidie todo el viaje. Además, una almohada de viaje te servirá posteriormente para otros trayectos en bus o tren. Las famosas almohadas de cuello, con forma de herradura son las más conocidas, pero  en el mercado tienes una gran oferta de diseños, formas y materiales para que encuentres la más adecuada para ti. Mi almohada ha sido una auténtica salvadora en más de una ocasión, tanto en viajes largos como trayectos cortos en todo tipo de medios de transporte.

Reposapiés

Y vamos de la comodidad para la cabeza a la de los pies. Este accesorio es mi última adquisición ya que son un invento relativamente nuevo.

Consiste en unos arneses que se deslizan sobre la mesa de la bandeja en el frente y cuelgan por debajo en una especie de estribo donde colocar tus pies. Esto te permite llevar los pies en alto una vez que tu asiento está hacia atrás. Es muy útil en un vuelo de largo recorrido para evitar piernas muertas o la sensación de alfileres y agujas.

También existen reposapiés inflables pero ocupan mucho más espacio y son más engorrosos de transportar.

Mis accesorios preferidos para viajes largos - Viajeros por el MundoAntifaz para dormir

Es muy incómodo conciliar el sueño en un avión, donde las luces se apagan y encienden de golpe o si tu compañero de viaje tiene su lamparita encendida toda la noche. O si es de día, te ahorra discutir con tus compañeros de vuelo sobre si dejar la ventana abierta o cerrada.

Tapones para los oídos

Ya hemos aislado la luz con el antifaz, pues ahora vamos a aislar el ruido. Y para eso, nada mejor que tapones para los oídos. En un avión cuentas con el ruido de los motores, el de la radio de cabina y azafatas, las conversaciones de algunos pasajeros ruidosos y los temidos bebés que lloran todo el viaje. Imposible descansar así. Es cierto que los tapones de oídos no bloquean el ruido por completo, pero se nota muchísimo la diferencia. Los podemos conseguir en cualquier farmacia u online, por ejemplo en Amazon.

Auriculares con cancelación de ruido

Otra opción para aislar el ruido, además de los tapones, son unos auriculares de cancelación de ruido. Estos auriculares son geniales porque además de poder escuchar música,bloquean todos los ruidos que el avión hace de forma natural; agregan un nivel adicional de reducción de ruido al borrar activamente las ondas sonoras de baja frecuencia.

Calcetines de compresión

En un vuelo de larga distancia, la falta de actividad física genera la falta de riego en la sangre y la hinchazón de pies y tobillos. Un buen par de calcetines de compresión ayuda a tu cuerpo a regular el flujo sanguíneo, reduciendo el riesgo de lesiones y manteniendo tus pies cómodos.

Bufanda/manta

Quien dice bufanda, dice mantita. Cualquier accesorio que no sea muy pesado pero con el que puedas cubrirte durante un viaje. Quien haya viajado por Asia o Latinoamérica en bus, sabrá que tienen la manía de poner el aire acondicionado como queriendo recrear el polo norte. Aunque estés en un país cálido no te confíes, ya que allí es donde más la vas a necesitar. Y en un avión, resta decir que la temperatura general puede tanto subir como bajar a niveles poco cómodos.

Libro electrónico

Yo que soy gran amante de la lectura no voy a ningún sitio sin mi libro electrónico. Aunque sigo siendo más amiga del papel, es cierto que para viajar un libro electrónico es mucho más práctico, y personalmente leyendo se me pasan las horas volando…¡nunca mejor dicho! Son pequeños, delgados y muy ligeros, por lo que caben en mi bolso o cualquier bolsillo fácilmente, ¡y puedes llevar tantos libros encima!

Tablet

Otra alternativa al libro electrónico sería llevar tablet. Para una gran mayoría de viajeros, es el accesorio imprescindible, y lo entiendo perfectamente. En la tablet, además de llevar juegos, películas, música, etc…también puedes leer. Yo prefiero llevar mi libro y aparte mi teléfono móvil donde tengo algunos entretenimientos que puedo usar sin necesidad de wifi. Además, hoy en día casi todas las aerolíneas incorporan una pantalla personalizada para cada pasajero en el respaldo de cada asiento, donde cuentas con una selección de películas, incluso canales de TV. Puede ser interesante contar con un cargador extra de baterías, para que nada impida que disfrutes tu aparato electrónico durante horas.

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales