Puerta de Narbona

Francia | Carcasona 17 noviembre 2019 por Francisco Rubio
[Total:1    Promedio:5/5]

El oriente de Carcasona vislumbra la Puerta de Narbona, la entrada principal a la fortaleza francesa reconocida como Patrimonio de la Humanidad y monumentos históricos. Imponente se elevan sus torres y otorgan el permiso a miles de turistas fascinados por su arquitectura y valor histórico nacional a través de los siglos.

Desde la barbacana de Sant Luis llegas a la Puerta de Narbona, necesitas unos minutos para tomar aire y preparar tu mente para conectar con un ambiente de la Edad Media. Estás a punto de visitar el complejo de monumental mejor preservado del mundo entero. Un complemento perfecto de historia, arte y cultura.

Estructura de la Puerta de Narbona

L Puerta de Narbona está constituida por dos Torres de tres niveles y una planta baja. Al igual que el resto de la Cité su arquitectura es principalmente defensiva. En el frente su forma tajamar tenía el fin de desviar proyectiles. Un doble rastrillo y matacanes ofician de refuerzo a la muralla de acceso.

La planta baja y el primer piso poseen techos abovedados mientras que los demás son rectos. Cada detalle fue planificado para la supervivencia en los crueles siglos en que diferentes sociedades y reinados peleaban por las tierras. Durante la restauración de Ciudadela se le incorporó un puente levadizo y se reconstruyeron la cubierta y el almenado.

¿Qué hay detrás de la Puerta de Narbona?

El ingreso oriental de Ciudadela conduce por una empinada y angosta calle al centro de la ciudad. A cada lado durante la caminata se destacan los locales con las muestras de sus mejores elementos tradicionales, recuerdos turísticos y las obras de artes de siglos pasados que decoran desde las paredes de piedras hasta los techos más elevados.

En el centro no puedes dejar de visitar la Catedral de Sant Nazaire con su esplendor romano y el Castillo Comtal en el cual habitaron reyes y aristócratas. Un día de paseos a pie, aire nuevo y tantas maravillas arquitectónicas para disfrutar. Un atardecer en el que puedes tomar las mejores imágenes con la puesta del sol y una ciudad fortificada que se transforma con el cambio de tintes.

En sus calles puedes tomar contacto también con la gastronomía del lugar en sus tantos locales familiares dispuestos para la atención de turistas. Recetas únicas con secretos de antaño bien guardados son el comentario de todos. Exquisitos platos como cassoulet, el grès,

Confitado de pato y oca, paté y otros que se acompañan con los vinos locales tan prestigiosos.

La Puerta de Narbona conduce al igual que la Puerta de Aude, de Sanint-Nazaire y del Burgo te adentra en un mundo de película, de eternas experiencias, de fuerte espiritualidad y de un sentido histórico tan fuerte como sus murallas.

 

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información