Palacio de Versalles

Francia | Versalles 23 julio 2018 por Francisco Rubio
[Total:4    Promedio:4.5/5]

Con una imponente arquitectura y más de 800 hectáreas de jardines, el Palacio de Versalles aúna historia y cultura y es uno de los lugares más visitados de Francia.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde hace más de 30 años, el Palacio de Versalles es uno de los palacios más conocidos a nivel mundial, no solo por su imponente arquitectura y sus interminables y cuidados jardines, sino porque constituye una parte importante de la historia de Francia.

Historia

El nombre de Versalles aparece por primera vez en un documento medieval que data del 1038 d. C. Versalles se convirtió en  la capital no oficial del reino de Francia a partir de mayo de 1682, cuando el rey Luis XIV trasladó la corte y el gobierno permanentemente a Versalles, hasta septiembre de 1715, con la muerte de Luis XIV y regencia, de Felipe de Orléans quien decidió volver a París, y luego otra vez a partir de junio de 1722,  Luis XV volvió a Versalles permanentemente, hasta octubre de 1789, cuando la gente de París forzó a Luis XVI volver a la capital.

Durante este periodo París siguió como la capital oficial de Francia, y el palacio real oficial fue el Palacio del Louvre, pero los asuntos prácticos del gobierno fueron conducidos desde Versalles y Versalles fue considerada como la verdadera capital.

Será  para el rey Luis XIII un palacete de caza y después se convertirá en el palacio del rey sol, Luis XIV gracias a las remodelaciones desde los años 1661- 1708. Permanecerá activo hasta el derrocamiento de la monarquía en el año 1789 con la Revolución Francesa. Posteriormente se convirtió en el museo de la Historia de Francia.

Estancias

La capilla real

La capilla que podemos ver actualmente en el Palacio de Versalles fue terminada en 1710.  El exterior de la capilla se caracteriza por las numerosas estatuas de santos que lo decoran, mientras que el interior presenta una decoración fastuosa. La gran bóveda pintada por Antoine Coybel expone una arquitectura imaginaria con agujeros por los que podemos ver el cielo, donde está representado «Dios padre en su Gloria» acompañado de ángeles.

La Galeria de los espejos

Creada para impresionar por completo a los visitantes. La instalación de 357 espejos inmensos enfrente de las ventanas confiere a la estancia una gran luminosidad. Este lugar, símbolo de la grandeza del reino de Francia, ha presenciado también momentos cruciales de la historia.

Los grandes aposentos del Rey

Era tradición que el rey durmiera en el centro de su dominio. Por eso, sus aposentos se sitúan en el centro del palacio y no es difícil encontrar la cámara del rey. Luis XIV convirtió su vida diaria en todo un espectáculo. El rey, prácticamente idealizado e incluso divinizado, recibía toda la atención de la corte. Los Grandes Aposentos del Rey contaban con siete salones de lujo abiertos para impresionar a la nobleza y a los visitantes. En 1701 la cámara de Luis XIV se trasladó al ala sureste del palacio.

Los grandes aposentos de la reina

Luis XIV se encontraba con María Teresa de Austria en las estancias de los Grandes Aposentos de la reina. La decoración de los Grandes Aposentos de la reina, ocupados sucesivamente, cambió con regularidad para satisfacer a la inquilina de turno.

La visita a los jardines

Los impresionantes Jardines de Versalles cuentan con una extensión de más de 800 hectáreas a lo largo de las cuales se extienden plantas y todo tipo de árboles, además de gran cantidad de estatuas de mármol, estanques y fuentes.

Algunos de los puntos más importantes del jardín son el Gran Trianón, un pequeño palacio de mármol rosa, o el Dominio de María Antonieta, lugar en el que la esposa de Luis XVI disfrutaba de una vida sencilla y campestre.

Jardines del Palacio de Versalles

Jardines del Palacio de Versalles

Jardines del Palacio de Versalles

Jardines del Palacio de Versalles

Jardines del Palacio de Versalles

Jardines del Palacio de Versalles

Francisco Rubio

Francisco Rubio

Enamorado de los viajes y fotógrafo aficionado. Mi pasión es viajar, pero siempre acompañado de mi cámara. Como unión de estas dos cosas nació Viajeros por el Mundo!

Comparte este artículo en redes sociales

¿Has visitado este lugar? ¿Qué te pareció? Déjanos un comentario o ayúdanos a completar la información