Actualidad

Toda la actualidad viajera, aquí estarás al día!

Artículos

Te ofrecemos una serie de artículos útiles sobre viajes, además de actualidad, curiosidades, etc

Diarios de Viajes

Aquí encontrarás una selección de diarios de viaje escritos por nuestros colaboradores

Guías de ciudades

Si vas a viajar a una ciudad y estás buscando información, entra en esta sección

Lugares y reseñas

Tienes algo que comentar sobre algún sitio? Aquí encontrarás lo que buscas


Leído 9.725 veces
Inicio » Diarios de Viajes

Normandía, una bella región (II)

Envíado por en Jueves, 6 mayo 20102 comentarios
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 votos, promedio: 4,77 de 5)
Loading ... Loading ...

 

25 de junio de 2006 (zona oeste del Desembarco)

A estas alturas ya nos habíamos acostumbrado al clima de la zona, alguna nube por la mañana que luego desaparecía y al finalizar la tarde, rápidamente se cargaba de nubes grises, caía un chaparrón de 10 minutos y luego volvían a desaparecer las nubes; pero este día empezó lloviendo y no paró en todo el día, así que dedicamos el día principalmente a ver museos.

ARROMANCHES

Nos acercamos brevemente a la playa aprovechando que no llovía mucho, para observar los restos del Puerto Artificial Mulberry; que consistía en una especie de pasarelas unidas para facilitar el desembarco de tropas, vehículos y materiales.

Primero construyeron uno que duró pocos días, ya que una tormenta lo destruyó; y construyeron un segundo puerto que funcionó de junio a noviembre. Lo que pasa que como era marea alta, apenas se veían, en marea baja se ven bastante más porque algunos restos están encallados en la arena.

Al lado de la playa esta el Museo del Desembarco, que nos lo saltamos porque todavía estaba cerrado, pero igual no estaba mal, porque con una maqueta y una película mostraban el desafío y la importancia de este puerto artificial.

CINE CIRCULAR ARROMANCHES 360º

Tras la breve visita a la playa, volvimos al coche para llegar a la cima de la colina donde se encuentra el cine, que como su nombre indica es en 360º. En la antesala del cine hay bastantes fotografías antiguas que están bastante bien, algunas muy bonitas y tiernas. También se pueden ver fotos posteriores de diversas celebraciones, sobre todo las conmemorativas del 50 aniversario.

En la sala de proyecciones, que como he dicho anteriormente es circular, se está de pie, ya que sino no se podría tener una buena perspectiva general, hay unas barandillas para que la gente se pueda apoyar. La película duraba 18 minutos y se llamaba “El precio de la libertad”, nos gustó bastante, ya que mezclaba imágenes antiguas con sonido real, con imágenes modernas con música; le daban un efecto bastante bonito ver un mismo paisaje durante la guerra y en la actualidad. Precio 4’50 €.

Arromanches 360º

Desde su entorno hay unas buenas vistas de la costa y de Arromanches, una pena que el día estuviera tan nublado.

MUSEO DEL MURO ATLANTICO (Ouistreham)

Este museo está situado en un bunker de 17 metros de altura, y es el único museo de Normandía dedicado a los alemanes. Fue un antiguo puesto de tiro del Muro Atlántico, y lo han conservado bastante parecido a cuando fue tomado por los aliados.

Se van subiendo los pisos mientras se ven diversas dependencias de los alemanes, cocinas, dormitorios, enfermería, etc.; todo recreado con maniquíes y objetos de la época.

Llegamos a subir incluso a la terraza, a la cual se accede por una escalera vertical, que debe ser la original o una réplica muy similar; subirla tenía su dificultad, una porque no es un tipo de escalera que uno este acostumbrado a subir, y otra porque estaba mojada y había que ir con mucho cuidado. Pero vamos, arriba que nos plantamos, para observar que desde allí las vistas en un día despejado serán espectaculares. Precio 6 €.

Museo del Muro Atlántico

MUSEO MEMORIAL PEGASUS BRIDGE (Benouville)

La denominación original de este puente, era Puente de Benouville, pero tras la guerra le cambiaron el nombre por el de Puente Pegasus, por el emblema de la 6ª División Aerotransportada británica.

El museo fue inaugurado en el año 2000 y está dedicado a las tropas británicas aerotransportadas, concretamente a la 6º división; el museo está muy cerquita del puente. Precio 5’50 €.

Museo Pegasus Bridge

El puente fue sustituido en 1993. El viejo puente fue comprado por el precio simbólico de 1 libra por los veteranos británicos, y finalmente fue emplazado en el museo.

Los soldados británicos llegaron aquí con planeadores, y en el interior del museo además de fotografías y material de la época, existe una maqueta donde una persona del museo va explicando cómo fue y donde llegaron los planeadores que utilizaron los soldados británicos para llegar a esta zona. Los planeadores contaron con la dificultad añadida de que muy cerca del Canal de Caen que es donde estaba el puente a conquistar, paralelo a él está el Río Orne, cosa que hizo que algunos se confundieran y aterrizaran en un sitio que no debían.

A las 00:15 del 6 de junio, varios planeadores con hombres de la compañía D, del Major Howard, empezaron a caer sobre Normandía, la primera fase del Día D había comenzado. Uno de los planeadores aterrizó tan solo a 40 metros de la orilla del canal, sin que los alemanes se percataran de lo que les venía encima. Ellos eran los encargados de realizar la primera operación del Día D, y de ella dependía gran parte del éxito de todo el desembarco. Tomaron el puente en menos de 10 minutos.

En el jardín se puede ver el Pegasus Bridge original, junto con una réplica de los planeadores Horsa que se utilizaron.

CAFÉ GONDRÉE

Justo al lado contrario del museo se encuentra este Café que ya existía en el 1944 y que fue clave en la conquista del puente, ya que desde su interior los británicos logran hacer frente a los ataques alemanes, hasta que llegaron los boinas verdes. Así que fue la primera casa liberada.

Hasta donde sabían los alemanes, los Gondrée eran simples campesinos normandos, gente sin importancia, que nos les daba ningún problema; y que regentaban un bar al que ellos acudían asiduamente. Pero no eran tan simples como parecían. Théresa provenía de Alsacia y hablaba alemán, algo que los alemanes no sabían, y hecho que ocultó. Los Gondrée odiaban a los alemanes  por lo que habían hecho con Francia, así que actuaban para poner fin al dominio alemán, y lo más valioso que podían hacer era proporcionar información.

Théresa obtenía información escuchando las conversaciones en el café, se la pasaba a George, su marido, quien se la pasaba a Madame Vion, directora del hospital de maternidad, quien a su vez se la pasaba a la Resistencia en Caen cuando viajaba a la ciudad para llevar material médico.

Hoy en día es conocido también como “Café Pegasus” y está regentado por la nieta de los dueños, merece la pena la vista, ya que su interior es como un pequeño museo.

CEMENTERIO BRITANICO (Ranville)

Este municipio se encuentra a escasos kilómetros de Benouville, aquí hay enterrados algo más de 2.500 soldados; en su mayoría británicos, pero también canadienses y alemanes.

Es del mismo estilo del de Bayeux que también es británico.

Hasta aquí nuestra visita de la zona del Desembarco, desde nuestro punto de vista, 3 días bien organizados son suficientes para ver lo imprescindible y algo más; nosotros lo vimos todo bastante bien y sin prisas. Hay que tener en cuenta que no se recorren muchos kilómetros de un sitio a otro, y que está todo muy bien indicado.

26 de junio de 2006 (MONT SAINT MICHEL)

El día amaneció muy nublado y chispeando, recogimos maletas, y pusimos rumbo al Mont Saint Michel, teníamos algo más de 1 hora de carretera, hicimos varias paradas por el camino, en Avranches, en un osario alemán y en Genêts, desde donde se puede observar Le Mont Saint Michel desde bastante lejos.

Una vez en la carretera el día no prometía mucho, no parecía que fuera a despejar, al contrario, iba empeorando, pero por Avranches paramos en un supermercado a comprar algo para comer y cuando salimos hacía sol y del bueno. Así que tras una breve parada para comer en un merendero, fuimos hacia el Mont Saint Michel, y por fin llegamos a los pies de esta maravilla.

Hay diversos parkings, que funcionan según los horarios de las mareas, pero en junio no sube muchos metros. Precio diario parking 4 €.

Nuestro hotel “La Mere Poulard” estaba nada más entrar, así que dejamos la bolsa y nos fuimos hacía la Abadía, contemplando una de las cosas más bonitas de sus calles, que son los carteles de los comercios y bares.

Serían las 4 de la tarde, así que a esas horas aún habían muchos turistas, pero no nos preocupaba porque nosotros tan solo acabábamos de llegar, todavía nos quedaban muchas horas por delante.

Tras subir y subir por las callecitas, llegas a la escalinata de subida a la Abadía.

Su interior no es de gran belleza, es una construcción bastante austera. Desde un patio de la parte trasera que tiene una gran terraza, se divisa, mejor dicho no se divisa, el mar, parece ser que está a unos 15 km. Uno se pregunta ¿pero el agua va a llegar hasta aquí?, es que es algo que parece increíble. Es lo de increíble pero cierto.

La visita de la Abadía quizá a algunos decepcione algo, porque digamos que hay poco que ver, pero ¿cómo vas a ir, y no visitarla?. Precio 8 €.

Tras la visita de la Abadía era el momento de callejear y pasear, además era buena hora, ya que pasadas las 6 de la tarde, los turistas ya se empezaban a marchar y ya iban quedando pocos.

Se acercaban unas nubes que no presagiaban nada bueno, así que volvimos al hotel que lo teníamos bien cerquita a esperar que pasara la tormenta. Como suele ser normal, tras la tempestad vino la calma.

Cuando bajamos a la calle, la marea ya había subido. Ya serían cerca de las 9 de la noche, que era la hora de la marea alta, así que volvimos a callejear para ver el fenómeno de la marea. A esas horas era una gozada, ibas por un montón de sitios sin encontrarte a nadie.

Por fin empezó a bajar el sol, y dijimos “por fin” porque a estas alturas del año aquí en Normandía, había que esperar a pasadas las 11 de la noche para poder ver la noche; hay que tener en cuenta que era la segunda quincena de junio y son los días más largos del año.

Nos dio tiempo de cenar antes poder ver la maravilla con la iluminación nocturna. Sencillamente espectacular.

Recomendamos ir por tarde, a partir de las 6 la gente se empieza a ir, y ya a las 9 o así, parece que estés solo; por el día es bastante agobiante porque sus callecitas son muy estrechas.

Mont Saint Michel

Oficina de Turismo Mont Saint Michel

Actualmente está en marcha un proyecto, para devolver la zona a su hábitat natural; consiste en quitar la carretera con los parkings y poner una pasarela, se podrá llegar andando o en un tren lanzadera; los coches quedaran en la península. El proyecto está previsto que finalice en 2014.

Proyecto Mont Saint Michel

Un poco de historia:

Una noche de octubre del 708, el arcángel San Miguel se aparece a Aubert, obispo de Avranches, y le ordena levantar un santuario en el monte Tombe (Tumba), islote de granito en medio de la bahía.

Desde el siglo X, los duques de Normandía construyen una nueva iglesia y en el 966 se establece en Le Mont Saint Michel la orden de los monjes benedictinos. Bajo su impulso, en el siglo XI se edifica la abadía románica, cuya construcción durará sesenta años.

Destruida en parte por un incendio, es reconstruida con la ayuda del rey de Francia Felipe Augusto, en el siglo XIII. Este edificio y los que se suceden hasta finales del siglo XV son el testimonio de un nuevo estilo arquitectónico, más esbelto, que asciende cada vez más hacia el cielo con sus inmensos arbotantes y sus encajes de piedra: ha nacido el estilo gótico.

Le Mont Saint Michel se encuentra entonces en su apogeo y su irradiación espiritual e intelectual es inmensa en toda la cristiandad.

Reyes, príncipes, duques, caballeros, gente de los reinos de Francia y de Europa acuden en peregrinación a Le Mont Saint Michel, «Maravilla de Occidente».

A esta edad de oro le sucederá el declive del monasterio hasta la Revolución Francesa de 1789, que expulsa a los últimos monjes de la abadía.

Habrá que esperar hasta 1969 para que una comunidad benedictina se establezca de nuevo en la abadía, marcando así el renacimiento espiritual de Le Mont Saint Michel.

27 de junio de 2006 (BOURDEAUX)

Tras despedirnos de buena mañana de la “maravilla”, con ese ambiente de misterio que le rodeaba con nubes tan oscuras, empezábamos ya la vuelta a casa, con dos noches por el camino, pero, ya hacia casa.

Hasta Burdeos habían unas 5 horas, menos mal que llevábamos el GPS, porque después de venir de la tranquilidad de conducir por Normandía y meternos en el caos de ciudad casi a hora de comer, con obras por todos los sitios, a pesar de llevar el GPS nos costó lo nuestro encontrar los apartamentos.

Tras la comida y un descansito, salimos a dar una vuelta por la ciudad, la verdad es que ya salíamos premeditados a que no nos gustara, después del caos de la llegada; y así fue, no nos gustó, dimos unos cuantas vueltas con el tranvía, bajamos en un par de sitios pero no nos gustaron y al final acabamos volviendo al apartamento.

28 de junio de 2006 (CARCASSONNE)

Otro día más de viaje hacia casa, el trayecto de carretera más corto que el del día de ayer, ya que en poco más de 3 horas y ya estábamos en Carcassonne.

Decidimos ir directamente a LA CITÉ, la ciudad medieval, aparcamos el coche (parking 4 €) y fuimos directamente a la oficina de turismo, pillamos un mapa y empezamos a callejear un poco para acabar en el Castillo, hicimos una breve visita ya que el calor a aquella horas era bastante bochornoso.

Con la entrada al castillo (precio 6’50 €), se incluía también una visita guiada  en español, pero todavía quedaba bastante, así que lo dejamos y nos fuimos a comer a uno de los bares cercanos.

Después decidimos ir a por el coche y buscar el hotel, ya que después de tantos días con el fresquito tan agradable en Normandía, aquel calor agobiaba bastante. Así que fuimos al hotel a pegarnos una buena siesta, menos mal que la habitación tenía aire acondicionado, porque sino tendríamos que haber salido rápidamente. Eso sí antes de la siesta observamos “La Cité” que se veía desde nuestro balcón.

Cuando nos levantamos de aquella siesta, aquel sol y aquel calor, se estaban convirtiendo en nubes.

Decidimos ir paseando a “La Cité” a dar una vuelta, pero cuando aún nos quedaba un buen trozo para llegar, empezó a llover; cuando llegamos arriba a “La Cité” estábamos un poco mojados, así que lo que hicimos fue meternos en un bar a tomarnos una cervecita mientras pasaba la tormenta. Cuando ya había pasado un poco decidimos volver al hotel a cambiarnos de ropa y coger el paraguas para ir a cenar.

Después de ver el arco iris con “La Cité” reflejándole el sol, nos fuimos a cenar hacia otra parte de la ciudad, antes de acostarnos nos asomamos para ver que tal la iluminación nocturna de “La Cité” y la verdad que bastante bonita.

29 de junio de 2006 (a casita)

Y ya llegó el día en que nuestro viaje tocaba a su fin, pero antes de salir de Carcassonne nos dimos una vuelta en barco de 1 hora, por el Canal du Midi (8’50 €), el puerto fluvial de Carcassonne esta atestado de barcos de alquiler; cuando ya te alejas un poco que tranquilidad, entre que ya no hay barcos y el agua no se mueve nada de nada, es una gozada este paseo; se pasan un par de esclusas, que sirven para observar como funcionan y como se hace para pasarlas.

Tras este paseíto, al coche y a casa. Teníamos por delante algo más de 6 horas de viaje.

Y hasta aquí nuestro viaje a Normandía, tras 4.200 kilómetros y un par de semanas de viaje llegábamos a casa.

CAJON DESASTRE

Normandía es una región que nos encantó, incluso más de lo esperado. Por aquellas tierras se nota que viven con tranquilidad, sin mucho agobio, el tráfico por ejemplo, es una buena muestra de ello, es una gozada conducir por aquella región.

Gastronómicamente también nos sorprendió gratamente, como te gusten los mejillones (moules), vas a disfrutar de lo lindo. Los precios de los restaurantes nos parecieron muy correctos, incluso baratos. Y otro punto a su favor es el pan, a la hora de hacerte bocatas, en los hornos o supermercados tienes pan a elegir para aburrirte y delicioso.

Lo vimos todo bastante bien indicado y los sitios del Desembarco es imposible no encontrarlos, estaban muy bien indicados; a veces se nos resistió algo, pero porque eran sitios sin importancia; desde luego los sitios importantes y oficiales no hay ningún problema para encontrarlos.

Nuestra idea inicial era establecer base para la zona del Desembarco en Bayeux, pero no encontramos algo que nos convenciera, así que fuimos a Caen; cualquiera de estas 2 ciudades es un buen sitio porque esta mas o menos en el centro de la zona de Desembarco. Tienes por una parte a la izquierda la zona de Sainte Mere Eglise y luego ya tan sólo tienes que seguir la carretera de la costa D514, alrededor están la mayoría de sitios.

De la Oficina de Turismo de Caen nos enviaron un folleto en español, muy completo de los lugares del Desembarco.

Oficina Turismo Caen

En esta página, podréis encontrar todo, absolutamente todo, lo que hay en Normandía de la Segunda Guerra Mundial; museos, cementerios, pueblos, etc. Aunque solo está en inglés y francés, está muy muy bien.

Batalla de Normandía

Dentro de esa misma página, tienen un apartado en español, está en modo interactivo y puede ser un poco lioso a veces; cuando nosotros mirábamos el viaje, esta parte no la usamos mucho.

MAPA Batalla de Normandía

Cuando fuimos, al llegar al primer museo te ofrecían un descuento para todos los siguientes, es decir, comprabas la primera entrada de tarifa integra y luego en todos los museos y demás espacios que estaban adheridos (prácticamente todos los interesantes estaban), ya pagabas una entrada reducida. Aquel año era una cuartilla y allí te iban grapando las entradas, ahora parece que se han modernizado y es una tarjeta.

Normandie Pass

Películas y libros de la Segunda Guerra Mundial

Lo que más nos gustó fue “Hermanos de Sangre” libro de Stephen Ambrose, que luego fue llevado a la televisión por HBO (2001) en una miniserie de 10 capítulos, co-producida por Steven Spielberg y Tom Hanks. La serie como la mayoría de películas, tiene algunos errores históricos; pero no por ello deja de ser una serie fantástica y muy humana. Antes de cada capítulo hablan diversos veteranos, contando sus recuerdos.

Stephen Ambrose ha sido un prestigioso historiador y biógrafo, considerado como uno de los mejores especializados en la Segunda Guerra Mundial; fue el biógrafo de los presidentes Dwight Eisenhower y Richard Nixon.

Todos los personajes de esta serie son reales, el autor, se centró en las experiencias de la Compañía Easy, 2º Batallón, del 506º Regimiento de la Infantería de Paracaidistas, de la 101ª División Aerotransportada; sobre todo en uno de los primeros líderes del pelotón, el Teniente Richard D. Winters, más tarde Mayor Winters.

Dick Winters es uno de los personajes centrales de la serie, porque desde el principio demuestra grandes dotes de líder y también, porque gran parte de la serie, está realizada como si la contara él. Actualmente aún vive con 90 años, en una granja de Pennsylvania.

Uno de sus soldados le escribió en 1945 una carta en la que le decía “Te seguiría hasta el infierno. Cuando estaba contigo sabía que todo estaba absolutamente bajo control”. Winters sentía por sus hombres lo mismo que ellos sentían por él.

La Compañía Easy sobresale de entre todas, gracias a un vínculo especial que los unía. Este sentimiento especial, íntimo y de élite, comenzó a formase bajo el estrés creado por su capitán en su campo de entrenamiento en Camp Toccoa. Bajo el stress, la única manera en que los hombres podían sobrevivir era forjando un vínculo muy fuerte entre ellos; “un vínculo que durará para siempre”.

La serie tiene momentos fuertes, como suele ser normal, y momentos que se hacen duros, pensando lo que aquellos hombres pasaron; pero como está mezclado con sus sentimientos, a medida que avanza la serie, sientes a los chicos de la Easy como cercanos.

En libros, hay otro de  Stephen Ambrose “El puente Pegasus” lo que pasa que este nos lo leímos a la vuelta del viaje, una pena, ya que sino algunas cosas que se comentan en libro las hubiéramos observado en los lugares reales.

Stephen Ambrose escribió primero “El puente Pegasus” (1985) y después “Hermanos de Sangre” (1992). Ambos libros, los escribo después de varias entrevistas con los veteranos, “El puente Pegasus” no se lo dio a revisar, y luego se arrepintió; pero el manuscrito de “Hermanos de Sangre” circuló por toda la Compañía Easy. Al final acabó tan unido a estos hombres que lo acabaron nombrando Miembro Honorario de la Compañía.

La película “El día más largo”, basada en el libro de Cornelius Ryan, es todo un clásico en blanco y negro. No tiene desperdicio el elenco de actores famosos que participan en ella, como Richard Burton, Sean Connery, John Wayne, Robert Mitchum, Henry Fonda, Robert Wagner, Mel Ferrer, Paul Anka, y otros muchos.

Otra película muy famosa es “Salvar al Soldado Ryan” (1998), en los inicios y el final de la película salen unas escenas del Cementerio Americano de Colleville sur Mer. Decir que el capitán John Miller interpretado por Tom Hanks nunca existió, el soldado Ryan tampoco, pero se basa en la historia de los hermanos Niland. Es la historia del rescate del Frederik Niland, para devolverlo con su familia, ya que sus 3 hermanos habían muerto en combate.

Existía el precedente de los Hermanos Sullivan que murieron los 5 en el hundimiento de un barco, la Marina estadounidense tenía la norma de separar a los hermanos, aunque esto no siempre se cumplía. Así que después de tener el conocimiento de este desgraciado suceso, intentaron no dejar ningún padre sin ninguno de sus hijos.

Esta película fue dirigida por Steven Spielberg, colaboró Stephen Ambrose como asesor técnico-militar; y fue a raíz de esta película cuando Spielberg se interesó por el desembarco de Normandía e hizo la serie antes mencionada Hermanos de Sangre.

Otras webs:

El tiempo en la zona de la Baja Normandía, web

Oficina de Turismo de Normandía (esta en español), web

Pagina con varias webcam, entre ellas Le Mont Saint Michel, web

ALOJAMIENTOS:

- Hotel Ibis Perpignan Centre, muy correcto, web

- Hotel Le Morand (Rouen), en pleno centro de la ciudad, un edificio antiguo y la habitación bastante sencilla, con un baño un poco extraño, pero también fue el más barato del viaje; web

- Castel Albertine (Honfleur), una cucada de alojamiento en una ciudad muy bonita, estaba a 5 minutos andando de lo que es el centro del pueblo.

- Ibis Caen Centre, sobree los Ibis, decir que es una cadena que a nosotros nos gusta bastante, son sencillos pero muy correctos, y suelen tener una relación calidad precio bastante buena; web

- La Mere Poulard (Mont Saint Michel), el capricho del viaje, dentro del mismo Mont Saint Michel, con vistas a la bahía; web

- Aparthotel Citadines (Bourdeaux), fue un poco extraño porque era sofa-cama, y al hacer la reserva en ningún momento nos dimos cuenta; web

- Hotel Trois Courones (Carcassonne), un hotel situado con vistas a la ciudad antigua, y con aire acondicionado; web

z

Related Posts with Thumbnails
Be Sociable, Share!

2 Comentarios »

  • fran said:

    Vaya galeria!! impresionante

  • alfcat (author) said:

    Lo mio me ha costado ir quitando fotos para que no fueran demasiadas.

Escribe un comentario

Escribe tu comentario debajo, o trackback desde tu propia web. También puedes subscribe to these comments via RSS.

Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, cláramente. No se permite el spam.

Puedes usar tus propias etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un avatar general. Para obtener tu propio avatar por favor registrate en Gravatar.