Actualidad

Toda la actualidad viajera, aquí estarás al día!

Artículos

Te ofrecemos una serie de artículos útiles sobre viajes, además de actualidad, curiosidades, etc

Diarios de Viajes

Aquí encontrarás una selección de diarios de viaje escritos por nuestros colaboradores

Guías de ciudades

Si vas a viajar a una ciudad y estás buscando información, entra en esta sección

Lugares y reseñas

Tienes algo que comentar sobre algún sitio? Aquí encontrarás lo que buscas


Leído 8.763 veces
Inicio » Destacado, Diarios de Viajes

Mi viaje a Brasil (I)

Envíado por en Viernes, 20 noviembre 2009Un comentario
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (17 votos, promedio: 4,76 de 5)
Loading ... Loading ...

 

rio

Día 1: 27.1.08

Voy a saltarme las primeras horas de viaje, que incluyen esperas en el aeropuerto, facturación de equipaje y estas cosas varias, al fin y al cabo, a no ser que pase algo concreto, todos vivimos lo mismo en esta situación.

El viaje empezaba con prisas, el plan era, llegar a Rio, pillar un taxi, ir al hotel, cambiarnos e ir derechitos al sambodromo, dónde a las 7 de la tarde, o sea, la misma hora que aterrizaba el avión, empezaba el ensayo general de los carnavales del 2008 y así lo hicimos, sin ducharnos, sin descansar.

La idea era encontrarnos con unos chicos, dos argentinos, un español (lo conocí a traves de un foro de viajes), y un mexicano, para ver el ensayo juntos, ellos ya iban a estar allí ya que llevaban unos días en Río, nos indicaron que estaban situados en el sector 13, peeeeeeero, amigos!! estaba abarrotado! como llegaremos al sector 13?? aglomeraciones de gente por todos lados, la musica a tope, la gente bailando, la gente sonriendo, sin querelo nos contagiamos de ese ambiente, todavia no habíamos encontrado el sector 13, pero ya estabamos moviendo los pies al ritmo de la musica de la escuela de samba beija flor.

Viéndonos incapacitados de encontrar el sector 13 por nuestros propios medios, decidimos preguntar a un guardia de seguridad, que muy amable nos dijo que teníamos que cruzar la pasarela e ir al otro lado que allí encontraríamos la entrada al sector que buscábamos. Así lo hizimos, pero nada, al otro lado solo habia gente, gente, gente y dos entradas, una al sector 2 y la otra al 3, las cuales estaban cerradas por un gorila de dimensiones descomunales. La gente fue acumulándose delante del gorila, así que como dicen que allí donde fueres, haz lo que vieres, nosotros al tumulto de gente, en este momento la prioridad ya no era encontrar el sector 13 sino como minimo poder entrar, sea cual sea el sector.

De repente y todavia no sé como, el gorila dejó paso a la multitud, por lo que nos encontramos en medio de unos pasillos estrechos, no pudiendo hacer nada más que seguir andando hacia delante, hasta que llegamos a la pista del sambodromo!!! estabamos a nivel de pista, teniamos los participantes enfrente nuestro, la musica a tope y la gente bailando y moviendo el esqueleto del modo que solo saben hacerlo los brasileños.

2r6i139.jpgDecidimos que no nos moveríamos de allí, estabamos infinitamente mejor colocados que si estuviésemos en el dichoso sector 13 que tanto nos estaba costando encontrar, así que via sms les comentamos a los chicos con los que habiamos quedado que nos veríamos a la salida, nosotros nos quedábamos allí a mover el esqueleto. Dos cosas me pasaron por la cabeza mientras estaba allí (bueno, seguramente me pasaron más pero esas dos son las que recuerdo con más nitidez).

La primera fue: Qué estoy haciendo aqui? no hace ni dos horas que estás en rio de janeiro y ya estás en medio de algo que es increíble!!!

La segunda: Ya me estoy arrepintiendo de haber decidido pasar sólo la previa de los carnavales en Río y no todas las fiestas.

Intenté borrar el sentimiento de culpa de haber decidido pasar solo 4 dias en rio e irnos antes de las fiestas fuertes y disfrutar del momento, que para los que hayan estado en los carnavales, les parecerá una tontería el disfrutar tanto un simple ensayo, pero para mí fue la revelación de que un dia volveré a Río para vivir los carnavales desfilando con una escuela de samba.

Al finalizar el ensayo, fuimos a Ipanema a cenar con los chicos, los cuales conseguimos encontrar y a dormir, que por ser el primer dia las emociones estaban siendo grandes.

Dia 2 – 28.1.08

Nuestra primera noche y las 3 próximas las pasamos en el www.riohostelipanema.com un hostel sencillito, pero bien situado, a sólo dos cuadras de la famosa playa de Ipanema y muy cerca de zonas de bares y restaurantes, así como de la zona comercial del barrio con el mismo nombre que la playa, Ipanema.

Nos levantamos temprano, teníamos que aprovechar el día!! Nuestra intención era visitar las famosas playas de Ipanema y Copacabana, así que despues del desayuno que estaba incluido en el hostel, salimos a la calle, pero ooooooh!! nublado! aun asi nos dirijimos a Ipanema que la teníamos a tiro de piedra, pero entre lo pronto que era y el tiempo no habia ni un alma en ella, salvo unos pocos que estaban haciendo deporte a lo largo del paseo, así que decidimos cambiar de planes, tendríamos que dejar la experiencia de vivir las playas de Río para mas tarde u otro dia.

Decidimos coger un bus y visitar la zona centro de Río, estuvimos andando un rato por el paseo de Ipanema buscando una parada de autobus, pero ni una! Asi que decidimos levantar el brazo cuando viésemos pasar uno, y se paró! Nos bajamos a mitad de Copacabana más o menos, aunque la intencion era llegar al centro, nos motivó la idea de pisar por primera vez copacabana, a pesar de las nubes. Paseamos un rato por esta playa y a pesar de ser un día como he dicho nublado y sin gente, ya pudimos observar la diferencia entre las dos playas, turisticamente hablando, en esta habia gente intentando vender collares, cangas (pareos), pulseras, etc… nos alejamos de la playa y nos adentramos al barrio con el mismo nombre, la verdad es que es un barrio movidito, si, es un barrio con ambiente, si, pero como cualquier otro barrio comercial de cualquier ciudad, almenos esa es la percepción que tuve yo.

chp51.jpgDespues de dar una vuelta por el barrio, nos dirijimos a la estación de metro, con la misma idea que antes, visitar el centro de la ciudad.

El metro está limpio, es fácil de usar (no hay mas que un par de líneas) y dicen que es seguro, digo “dicen” porque yo lo encontré seguro pero tambien encontré seguros los buses y “dicen” que no lo son tanto.

Habíamos salido del hostel sin la cámara reflex, sólo con la compacta en el bolsillo, sin los pasaportes, sólo con una fotocopia, sin tarjetas de crédito, sólo con el dinero justo para el día… en definitiva, habíamos llegado a Río con la paranoia de la peligrosidad, debo decir que esa misma mañana se me esfumó, y a partir del día siguiente aunque tomando las medidas de precaución que habríamos tomado en cualquier gran urbe… ya salimos con la cámara reflex, en una mochila eso si, pero con ella.

Al llegar a la estación de metro llamada Cinelandia, salimos, y subimos a la superficie, estábamos en el centro de río y se notaba, el bullicio normal de cualquier ciudad en un lunes por la mañana. Dimos un paseo por el centro, por las calles comerciales y pasando por delante del precioso teatro municipal nos dirijimos a la catedral metropolitana. A mi me gustó mucho, no por bonita sino por diferente, es una catedral totalmente distinta a las que estamos acostumbrados, está inspirada en una construccion maya.

fdd5d5.jpgDespues de la visita eclesiástica nos fuimos a la estacion del bondinho, un tramvia que te lleva al barrio de Santa Teresa, uno de los barrios más bohemios de Río de Janeiro, la mayoria de los usuarios del bonde, somos los turistas, el recorrido vale 0.60 R$. Decir que nosotros dos y dos chicos alemanes fuimos los unicos que nos bajamos en la estacion de arriba, ¿que haria la demas gente? subia para volver a regresar a la misma estación? siempre me quedará la duda. Dimos un paseo por el tranquilo barrio, paseando en el silencio, siguiendo los pasos que habiamos hecho con el tranvia, pero al revés, porque habiamos visto que a mitad del trayecto habia una calle con bastantes restaurantes, y el estomago nos empezaba a decir que era hora de comer. Al llegar a esa calle, ví que habia bastante turismo, así que deduje que la mayoria de gente se bajaba allí y no al final del trayecto, pero bajo mi punto de vista, se perdieron la posibilidad de pasear por un barrio muy muy agradable.

j75isy.jpgMe olvidaba!! mientras paseabamos, empezó a llover, todos nuestros esfuerzos para no parecer turistas, se esfumaron en el momento de sacar los chubasqueros de color rojo! si hubiera imaginado tan solo un momento que en Rio nos iba a llover, posiblemente me hubiera llevado paraguas, jeje.

Comimos y cogimos el bondinho de regreso a la estacion principal. Dimos una vuelta por Lapa, el barrio con más ambiente nocturno de Río de janeiro, estaba lleno de locales nocturnos preparandose para la noche, camiones de cerveza SKOL provisionandolos hasta los topes… asi que nos dijimos que esta noche vendriamos a tomar algo aqui.

Dando una vuelta por lapa nos encontramos con una escalera, como mínimo curiosa, no habia leído anda al respecto en ninguna guia. Está hecha con azulejos de muchas partes del mundo.

14lsvt1.jpgNos fuimos direccion al jardin botanico, de camino, empezó a llover, asi que al llegar pensamos que era del genero gilipollas ir a visitar un jardin en medio de la lluvia que estaba cayendo así que nos metimos a un restaurante a comer que aunque algo tempranit, ya era hora. Al salir, la cosa estaba peor, lo que antes era lluvia ahora era diluvio, resignados descartamos la visita al jardin botanico y nos dirigimos a maracaná, bus, metro… y alli estabamos, pero seguia el diluvio, queriamos entrar a verlo pero en dos horas empezaba un partido por lo que no permitían las visitas si no era con entrada pal partido, barajamos la opcion de quedarnos al partido, pero viendo la que estaba cayendo y lo empapados que ibamos, decidimos que hoy estaba siendo un día pésimo, estabamos perdiendo el tiempo en medios de transporte y no estabamos haciendo nada de provecho, asi que regresamos al hotel, que a pesar de no haber hecho nada en toda la tarde, eran casi las 7.

Despues de una ducha revitalizante salimos a cenar, optamos por ipanema que era el barrio dónde estabamos alojados, ya que nuestro humor ese dia no estaba por subirnos ya a ningun otro bus.

Durante la cena recibí un sms de los amigos con los que habia estado en el sambodromo (los argentinos, murciano, mexicano, etc…), se iban a lapa de fiesta y querian saber si nos apuntábamos… la respuesta era si, menos mal! el dia se arreglaba! hasta que a medio cenar, empezé a encontrarme mal y tuve que devolver todo lo que habia comido durante el dia.

En definitiva, el tercer dia en rio, habia sido pésimo, se salvaba por la visita de la mañana a las favelas que sino…

Día 4: 30.1.08

¿Have you seen the sky? me preguntó con una sonirsa de oreja a oreja una de las chicas que ocupaba una habitación compartida en el hostel cuando nos encontramos en la terraza para desayunar. Yes!!!!!!!!!!! Fue mi respuesta!!!! El día se habia despejado, el cielo estaba manchado de nubes blancas pero mayoritariamente era azul, así que podríamos despedirnos de nuestro ultimo dia en “a cidade maravillosa” pudiendo comprobar si era cierto el adjetivo que se le daba.

Despues del desayuno nos acercamos al panel informativo del hostel, dónde habia una nota informativa sobre qué numero de bus coger para ir a cada uno de los sitios turisticos de la ciudad. Era nuestro ultimo día y teníamos que visitar muchas de las cosas que por culpa de la lluvia no habíamos podido visitar los dias anteriores.

Bus, 485 para ir a corcovado y luego el 512 para ir de corcovado a pao de azucar, ok!!

foto001.jpgVamos a la parada del bus y no tardan ni 5 minutos en pasar nuestro bus, el 485, que nos iba a llevar al corcovado. Después de un buen rato dentro del bus, pasamos por el lado del sambodromo.. oh oh! o está dando una vuelta pa flipar o este bus no va al corcovado!!! me levanté, pregunté y efectivamente, este bus no iba a la estación de tren del corcovado! Bajamos inmediatamente decididos a matar al simpatico que habia hecho el papelito con los numeros de los buses en el hostel.

El cielo se estaba tapando otra vez y estabamos lejos de la estación asi que preferimos no arriesgarnos más y pillar un taxi. Nos llevó en 10 minutos a la estación del “trem do corcovado”, el cual nos llevaría a la cima de una de las recientemente nombrada “maravilla del mundo” (aunque me falta mucho mundo por ver, puedo decir que para mí hay muchas maravillas del mundo antes que el cristo redentor, pero en fin).

El tiempo estaba tonto, a ratos llovizqueaba un poco y a ratos salía el sol, pero en Río habia un mar de nubes, que hacía que el paisaje fuese espectacular, pero no todo lo que podía haberlo sido si el cielo hubiese estado limpio.

Despues de echar fotos desde todos los ángulos posibles al cristo redentor y hacer lo propio desde todos los puntos dónde habia vista, nos dispusimos a coger el tren de vuelta, no sin antes tomarnos un guaraná antartica bien fresquito, que a pesar de no hacer sol, el calor era fuertecito.

Al llegar a la estación, cogimos el bus que nos llevaría a la estación del teleférico de pao de Azucar, esta vez el numero era el correcto, pero yo precavida, ya habia abierto el mapa para ir viendo el recorrido no fuera a pasar lo de antes.

El cielo se habia ido despejando así que las vistas desde la cima, sencillamente espectaculares!!

Una vez has visto las vistas desde todos los lados posibles del morro, poco más hay que hacer en la cima, peeeeeeeero no te cansas de verlas. Es cuando entiendes el apelativo de “cidade maravillosa”. Aprovechamos para comer un sandwich en el bar que hay en la cima, y asi aprovechar para descansar un rato.

foto002.jpg

A pesar de que nos hubiera gustado quedarnos un poco más, decidimos bajar, ya que teníamos que aprovechar que habia salido el sol para ver lo que teníamos pendiente, el ambiente de ipanema y copacabana.

Regresamos en bus al barrio de Copacabana, vivimos un poco el ambiente y cogimos otro bus para el de Ipanema, en él vimos gente jugando a futbol, voley o futvoley, gente corriendo, gente en bici…

Nos sentamos en un chiringuito a tomar un coco gelado, está realmente bueno y leimos que era muy bueno para rehidratar el cuerpo, que era casi casi como suero fisiológico, la verdad es que a mi me pareció más como un red bull, no por el sabor, sino por que me revitalizó cuerpo y mente, jajaja.

Nos levantamos y nos quedamos alli de pie al lado del chiringuito echando unas fotos a un partido de voley que estaba interesante, al irnos, el chico del chiringuito nos agarró del brazo ¿que pasa? nos ibamos sin pagar!!!!!!!! (fue sin querer, lo juro, jeje)

Dimos una vuelta por el interior del barrio de ipanema para ver el ambiente comercial y aprovechamos para ir a sacar dinero de un banco e irnos al hotel a ducharnos y cambiarnos que era casi la hora de cenar.

Habiamos quedado con los mexicanos, argentino, murciano, etc… para ir a tomar una copa en Lapa, asi que despues de cenar en el barrio de ipanema, cogimos un taxi que nos dejó bajo los arcos de lapa. Qué diferencia con el primer dia!!! Hoy si habia movimiento, todo abierto, musica por todos lados… eso si era la fiesta en Rio tal y como la habia imaginado (en este momento entendí que el otro dia sería porque era lunes que no habia ni el tato).

Entramos en Rio Scenarium ( http://www.rioscenarium.com.br/ ) que era el local en dónde habiamos quedado con los chicos, es un local de tres plantas, con un ambiente muy guapo. Pasamos una noche muy bonita, primero sentados en una mesa de la tercera planta, charlando y riéndo con los chicos, cada cual contando cosas de su país, de su experiencia viajera, de su experiencia en rio, mientras tomábamos unas caipirinhas, y luego en la pista de baile, disfrutando de la musica carioca.

Nosotros nos retiramos a las dos y media, ya que a las 5 y media habiamos pactado con el taxista que nos viniera a recoger al hostel para llevarnos al aeropuerto, si si, nuestros dias en Rio finalizaban.

A las 5 y media el taxista fue puntual, más que nosotros, que nos estaba costando abrir los ojos. En media horita estuvimos en el aeropuerto y aqui a esperar a que nuestro avion saliera hasta el próximo destino: Manaus.

Dia 5: 31.1.08

Para los vuelos internos por brasil nos decidimos por el air pass brazil que ofrece la TAM para los que quieren visitar brasil, consta de un pack de 4, 5, 6, 7, 8 o 9 vuelos internos que salen bastante mejor de precio que si tienes que ir pagando uno a uno. Nosotros habiamos cogido el de 5 cupones, el cual tienes que gastarlo en 21 dias y no puedes repetir destino.

En Brasil los aviones los utilizan como buses, para ir de Río a Manaus hicimos parada en Brasilia, bajó muchisima gente y subió muchisima otra. Me sorprendió la rapidez, lo bien montado que lo tienen y sobretodo que con tanto trajín no se perdieran maletas.

Salimos de Río a las 7 de la mañana, llegando a Manaus a las 10:40.

Antes de llegar a Manaus pudimos ver desde el avión el famoso encuentro de las aguas, es dónde el Rio negro se junta con el Solimoes y forman el conocidísimo Amazonas. Durante varios kilometros las aguas de los dos rios discurren paralelas formando el espectaculo. El hecho es por una cuestion quimica y fisica, gracias a las diferencias de acidez, velocidad, temperatura y densidad de los dos rios los cuales se niegan a juntarse hasta kilometros rio abajo.

Teniamos que coger un taxi que nos llevara del aeropuerto al puerto de la marina de David donde una vez alli llamaríamos al propietario del barco que nos llevaría 8 dias por el rio negro. Al llegar alli, nos bajamos del taxi, pagamos y comprobamos con curiosidad que el taxista no se iba, nos quedamos mirándolo y nos preguntó si no habia nadie esperandonos, le contamos que no, que ahora le llamariamos y vendria a buscarnos, y se dispuso a ayudarnos, me quito la tarjeta telefonica de las manos, se fue a la cabina y marco el telefono que le indiqué. A los pocos minutos llegó el chico del barco y el taxista se fué.

El chico del barco nos contó que ese puerto tiene fama de peligroso por sus robatorios y tal, y que aunque de dia no solía haber problemas, normalmente los taxistas no se arriesgan a dejar a nadie solo alli. Y de noche no hace falta que te molestes en llamar a un taxi para que venga a recogerte a ese puerto, ya que te esperarás y esperarás y nunca llegará, porque creen que puede ser una emboscada.

Cogimos la “boadera” (lancha rapida) y nos dirigimos al barco, era tal y como lo imaginaba, un barquito blanco y azul de dos pisos. Alli nos esperaba samba, el guardián del barco, un pastor alemán que despues de ladrar un buen rato, nos aceptó como dos tripulantes más de su navío.

La ruta por el rio negro la empezábamos el dia siguiente, pero el propietario del barco habia tenido la gentileza de dejarnos dormir esa noche en el barco, sin cargo alguno, y así poder empezar la ruta muy tempranito el dia 1 por la mañana, pero eran las 2 del mediodia, teniamos toda la tarde libre para poder dar una vuelta a manaus, pero claro, estábamos en un puerto peligroso y encima para ir del barco al puerto teniamos que hacerlo en lancha rapida.

Hablamos con el chico y nos dijo que si queriamos podiamos ir a manaus a ver el puerto, el mercado, el teatro… y asi lo hicimos, nos fuimos los tres a dar una vuelta por la ciudad. No tiene nada en especial, salvo que sabes que es una ciudad en medio de la selva y que solo accedes a ella por barco o avion, en el puerto hay muchisimos barcos de línea… algunos van a Belem, otros a Santarem, otros a Barcelos… es curioso estar un rato alli viendo como los van llenando de provisiones, como la gente va colgando sus hamacas las cuales serán sus camas durante los dias que dure el viaje…

Los barcos de línea son usados por los nativos para moverse de un sitio a otro, en las ciudades más o menos importantes no hay problema porque el barco para en el puerto, pero los indigenas que viven en chabolas al lado del rio cuando ven pasar un barco, tienen qeu hacer señales, si es de noche con una linterna y si es de dia con un pañuelo o similar, y se acerca una lancha rapida a buscarles mientras el barco de linea sigue su camino. El guia que tuvimos durante los 8 dias vive a 3 horas de manaus y cuando quiere ir a Manaus tiene que hacerlo asi, aunque es un problema para ellos, ya que luego para volver igual tiene que esperar dos dias en manaus hasta que salga otro barco de linea en direccion contraria.

Nos sentamos en una suqueria de la plaza que hay enfrente del Teatro Amazonas, disfrutando del suco y de una de las cosas que más me gustan de los viajes… ver la vida pasar.

Aprovechamos para ir a un cibercafe y decirles a la familia que no se preocupasen si no recibian noticias nuestras durante los proximos 8 dias, ya que 4 horas despues de salir de manaus en el barco, ibamos a perder todo contacto con la sociedad moderna, ni internet, ni telefono! Yujuuuu!! Al poco rato me picaban las piernas, me las miré y, sorpresa!! las tenia llenisimas de picaduras de mosquito, mal empezábamos!

Con el chico del barco, habiamos hablado de salir esa misma noche del puerto y no esperar al día sigueinte, así evitábamos dormir en el puerto (que a pesar de tener al perro siempre resultaba peligroso) y de paso así el primer día ya levantábamos con los deliciosos sonidos de la selva.

Cenamos en el barco, unas comidas riquisimas y abundantes, en ese mismo instante supe que todas las esperanzas que tenia de adelgazar en la amazonia, se acababan de esfumar! Iba a comer casi mejor que en casa!!! (todo esto gracias a la supercocinera que nos acompañó toda la semana)

Navegamos 4 horas antes de amarrar el barco, la contaminacion lumínica de manaus habia desaparecido ya, estabamos en medio de la selva, empezaba nuestra aventura amazónica, así que decidimos irnos a dormir, mañana empezáríamos fuertes: caminata por la selva!

Dia 6: 1.2.08

Sabía que despertaríamos con los sonidos de la jungla, lo que no sabía era que esos sonidos serían unos ruidosos loros que tenían el nido justo al lado de dónde habia el barco amarrado.. ¿o tendria que decir que el barco había amarrado justo al lado de un nido de loros? si, mejor lo segundo! Deciros antes de seguir, que mi intención en este viaje era molestar el mínimo posible los animales que ibamos a ver, al fin y al cabo, la intrusa en esa inmensidad era yo.

Después de desayunar un suculento desayuno, nos vestimos con pantalon largo, camisa manga larga, chirucas y sombrero para salir a caminar por la selva.

Para hacer esta caminata, los dos guias cogieron los machetes y la pistola!!!! Salimos en lancha rápida hasta una playa (en el rio negro y amazonas cuando es epoca de nivel bajo en el rio, se forman playas que muchas de ellas parecen paradisiacas, arena blanca y fina peeeeero con agua dulce!), Lulu, el marinero regresó con la lancha al barco, mientras los otros 4, nos dispusimos a adentrarnos a la selva, hacía calor, pero era importante ir con ropa larga para posibles picaduras de mosquito, arañas, hormigas…

Durante el recorrido, descubrimos un árbol con sabor a chicle, otro con olor a clavo (el que se usa para cocinar), uno que lleva quinina que los autoctonos utilizan para curarse de la malaria… etc. interesante!

foto003.jpgAl poco de caminar, el guia se paró y claro, los demas tambien, ya que teniamos ordenes estrictas de no separarnos de él más que unos metros. Nos señaló un agujero en el suelo… vale ¿y?, era el nido de una tarantula!!!! Cogió una hoja de una palmera, recortó las hojas y lo utilizó para intentar hacer salir al bicho, peludo y con las patas del grosor de mi dedo meñique!!!!! no salió del todo, pero casi que lo prefiero, ya que al verle el tamaño de las extremidades di un pequeñito aunque imperceptible salto hacia atras, jajaja.

Cuando hacia hora y media que caminábamos encontramos un “riachuelo” lo pongo entre comillas porque lo que ellos llaman igarapé (o sea, riachuelo), lleva mas agua que el rio que pasa por mi pueblo, al que ni tan siqueira le dan nombre de tan “pequeño” que es. Aqui nos dimos un baño, a una temperatura de 28ºC (somos aficionados a la acuariofilia, principal motivo de este viaje al rio negro, por lo que nos habiamos llevado termometro para saber temepraturas). El trozo en concreto en el que nos bañamos era de piedra en el suelo, por lo que se veía bien si habia algun posible bicho venenoso (que la verdad es que casi todo en esa zona lo es), 10 metros más arriba ya nos dijo que no nos metieramos ya que a partir de alli ya no era tan seguro.

foto004.jpg

Despues del refrescante baño, seguimos con la caminata, nos paramos delatne de un termitero y el guia pidio un voluntario…. mmmmmmmm…. estaba facil o mi pareja o yo, no habia mucha mas gente para elegir, jajaja, asi que la voluntaria fui yo, puse la mano en el termitero y las termitas empezaron a subir por mi mano, acto seguido, me tuve que restregar las manos para que las termitas murieran en ellas, dejando un olorcillo fuerte pero agradable, que los indigenas usan tanto para perfumarse como para auyentar a los mosquitos. (por supuesto si hice lo que hice fue porque antes el guia puso la mano para animarme a hacer lo propio, sino, ni loca pongo la mano en un termitero!!)

Llegamos al fin de nuestra caminata, volvimos a encontrar el rio, por la emisora llamamos al marinero y vino a recogernos con la lancha rapida.

Comimos y descansamos un poco en las hamacas antes de salir a nuestra proxima aventura, yo no soy de hacer la siesta, pero he de reconocer que poderla hacer leyendo un libro en una hamaca en un barco en medio de la amazonia, es un lujazo, me vicié rapido, jeje. (la vida en brasil transcurre lenta y sin prisas, asi que ya desde el primer dia el guia me hizo ver que mis nervios para ver y hacer cosas tenian que calmarse, sino no disfrutaria de ellas y tenia razon)

Salimos a las 3 del barco, con la lancha rápida, 4 cañas de pescar hechas con un palo y un trozo de hilo, y un bistec!! Nos ibamos a pescar pirañas!

Buscamos un sitio tranquilo, bajo un árbol, una zona en la que segun el guia a las pirañas les gustaba, pero no teniamos suerte, no picaba ni una. Así que cambiamos de sitio. Al poco de estar en el sitio nuevo el guia pesco una! Es facil cuando le pillas el truco pero antes… aggggggggggggggggg notaba que picaban, sacaba la caña y no habia carne, se la habian comido!! el truco estaba en cuando notas el tironcito suave, tienes que tirar fuerte para arriba y asi conseguimos entre todos pescar 5. Se nos habia acabado la carne pero no las ganas de pescar más, asi que, aunque mi voto fue el de indultarlas, el de los otros 3 fue que no, por lo que una de ellas sirvió de cebo para pescar unas cuantas mas, antes de cansarnos y regresar al barco, con nuestra pesca, que sería la comida de alguno de los dias siguientes.

Regresamos al barco que todavia no estaba oscuro, por lo que decidimos ir a dar una vuetla con los kayaks que el propietario del barco habia comprado y todavia estaban sin estrenar. El rio negro no tiene practicamente corriente por lo que es especialmente agradable ir en kayak por los alrededores del barco en silencio.

Despues de cenar salimos a hacer la primera toma de contacto con la nocturnidad de la selva. Nuestro viaje se resumía en que queríamos ver peces disco (era nuestra maxima prioridad) y hay que verlos de noche, por lo que los guias quisieron comprobar nuestras reacciones este primer dia que todavia no estabamos en zona de discos.

Llevabamos un potente foco con bateria de 750W en la canoa, y unos frontales cada uno, los cuales nos dijeron que no abriesemos si no era estrictamente necesario ya que ellos dos (uno conducia y el otro iba con el foco) tienen un lenguaje con la luz, asi sin hablarse saben por donde hay que tirar por donde hay algo interesante. Lo guapo era ir con la luz apagada completamente.

foto005.jpgCuando habia que pasar por debajo de una zona con árboles primero enfocaba las copas de los árboles, antes de enfocar con el foco el camino… se me ocurrió preguntar el porqué!! la respuesta fue clara y rotunda, por si hay serpientes no nos vayan a caer en la cabeza!

De repente noté un golpe seco en mi nuca! Qué co-ño haces?? le dije a mi pareja que estaba sentado justo detras mio y encendí el frontal… él estaba alli, flipando porque no habia hecho ni dicho nada y yo estaba de pie en la canoa enfocándole la cara con la linterna!

El culpable no habia sido él, sino un pez de dimensiones considerables (lo podeis ver en la foto), que al pasar con la canoa, se asustó y saltó dentro, dándome en toda la sesera! (los dias siguientes cuando me tocaba el coco, notaba un chichoncito doloroso, que jodío).

Luego el guia nos dijo que vale, que nos habiamos portado muy bien que eramos “aptos” para hacer salidas nocturnas peeeeeeeero que no repitiera lo de ponerme de pie en la canoa, ya que esta vez ibamos en la canoa metalica que era bastante estable pero las demas salidas serian con la de madera, mucha mas estrecha e inestable o los kayaks. Le dije que vale, que no me pondria de pie, (pero ahora aqui que no me oye… yo no puedo asegurar que despues de otro hostion como el que me dio el pez, no me levante del susto, que una es humana oye!)

Y aqui finalizó nuestro primer dia entero en la amazonia y mi interior decia.. quiero mas quiero mas quiero mas!!!!! por suerte todavia quedaban 6 dias!!

Dia 6: 2.2.08

Despues de desayunar nos dirigimos a visitar una comunidad semi-indígena, digo semi, porqué sus orígenes son indígenas, pero quieren ser europeos (que es tal y como llaman a los que viven en la ciudad, aunque sea en brasil). Ya no viven como sus antepasados todos en comunidad, sino que cada familia tiene su casa propia, aunque comparten zonas comunes como es la casita dónde fabrican la harina de mandioca, la cual está disponible para aquel que la necesite del pueblo. Muchos tienen televisor que hacen funcionar con un generador a gasolina y una parabólica, e incluso están preparando una zona que será destinada a tener acceso a internet. (esto ultimo el gobierno se lo proporciona).

Tiempo atrás el jefe de la comunidad le comentó al guia que le interesaria cobrar por las visitas que tuviera de turistas, no es que tengan muchas porque ya queda bastante apartado de cualquier ruta un poco turistica de las que se realizan cerca de Manaus pero vió dinero fácil. El guia le dijo que si cobraba él dejaría de ir, ya que seguramente perdería la autenticidad convirtiéndose en una turistada y le comentó que si queria ganarse algun dinerito aumentaran la variedad de artesanía que tenian en la tienda y así seguramente nos motivariamos a comprar. La verdad es que tenian cosas chulas, asi que compramos algunos brazaletes para regalar a la familia y asi poder contribuir de algun modo con la comunidad.

En este pueblo pudimos ver los unicos monos de todo el viaje, eran monitos que habian adoptado desde chicos pero que al crecer se habian vuelto malos y les robaban la comida, así que los tenian atados, como perros, me sabe mal decirlo, pero estoy casi convencida que acabaran siendo la suculenta comida en alguna fiesta.

foto006.jpgTambien tuve la oportunidad de tener en mis manos un loro el cual era salvaje pero se habia acostumbrado a que cada dia a la misma hora les daban papaya y vivian en un estado de libertad pero acostumbrados a la presencia humana.

Al salir de la visita al poblado navegamos durante tres horas con el barco, momento en que aprovechabamos para cargar las baterias de las camaras, ya que cuadno el barco estaba parado, funcionábamos con energia solar, por lo cual teniamos que procurar no malgastar energia, asi podiamos disfrutar del agradable “silencio” de la jungla.

Durante la navegacion yo normalmente subia a la terraza a tumbarme a la hamaca y leer… de repente noté que el barco paraba motores, me asomé a la barandilla para ver que pasaba y vi al guia que me estaba llamando… habia visto un tucán (por si todavia no lo he dicho, tengo especial predileccion por los tucanes, los encuentro fascinantes y le habia dicho al guia que sobretodo me avisaria si veíamos). Empezó a silbar para llamarle y el tucán contestaba!!!! Estuveiron un rato intercambiandose palabras, jeje… Fue un momento indescriptible… tengo el sonido de los silbidos del tucan en mi memoria para siempre, seguro!

Paramos en otro pueblo en dónde nos habian dicho que vivia un pescador de discos, el cual podia ser un buen guia para acompañarnos a la dificil tarea de ver estos peces en libertad. Nos dijeron que le encontraríamos en el pueblo vecino que estaban haciendo un torneo de futbol, asi que con la lancha rapida nos dirijimos alli. (ir al pueblo vecino, significa hacer unos 20 minutos de lancha). preguntamos a unos vecinos dónde se celebraba el torneo y nos indicaron el camino.

¿esto es el torneo de futbol??? jaaaaaaaaajajjajaa. Al lado de una botella de cachaça (licor de caña de azucar con el que se hace la caipirinha), pues eso, que al lado de una botella de cachaça caliente por el sol, estaban sentados unos cuantos pueblerinos (todos hombres) charlando y riendo, en el campo, donde se suponia que se estaba realizando un torneo, habia dos chavalines chutando una pelota.

Disfruté mucho viendo la escena, como el guia hablaba con el pescador y le intentaba explicar que nosotros estariamos interesados en acompañarle una noche para poder ver discos, la idea era hacerlo esa noche, pero visto lo visto, decidimos posponerlo para mañana ya que ese dia el pescador tenia plan, que era beber!! Quedamos para el dia siguiente a las 7 de la tarde, saber si se presentaria o no, no lo sabriamos hasta el dia siguiente, es habitual quedar con alguien y que no se presente si en ese momento tiene algun plan mejor que el tuyo.

Regresamos al barco para comer, siestecita y salimos a navegar con la canoa a un igapó (bosque inundado), si tuviera que elegir un momento especialmente bonito de todo el viaje , seria este! nunca hubiera imaginado que pudiera haber una imagen tan bella en medio de la amazonia.

Nos adentramos en una zona donde la vegetacion era cada vez más frondosa sin embargo podiamos navegar entre ella con la canoa, durante la epoca seca los arboles quedan totalmente fuera del agua y a medida que va subiendo el nivel, los árboles cada vez están mas submergidos, teniendo que navegar por en medio de las copas (espero que se entienda lo que describo), pero por si fuera poco el agua es taaaaaaaaan tranquila y taaaaaaaaan negra, que hace espejo con lo que llega un punto en que mirando a lo lejos, no sabes distinguir si lo que ves está fuera del agua o es el reflejo …

Durante este mágico paseo pudimos ver parejas de loros en pleno festejo, serpientes venenosas una de ellas de esas verdes que se confunden con lianas, y de repente… ratatatatatatatatataata el ruido de una metralleta!!! ah no! jeje era un pajaro carpintero, con su cresta roja dándole con el pico al árbol para hacer salir las hormigas de su nido y darse un festín, precioso!!

Regresamos al barco para cenar y luego salimos por nuestra cuenta sin el pescador para ver si estábamos de suerte y conseguiamos ver algun disco, fuimos al mismo bosque inundado que por la tarde, lo cual en plena noche, era tenebroso pero mágico a la vez, no tuvimos suerte y no vimos ningun disco.

A dormir!

Dia 7: 3.2.08

Nos levantamos temprano, como cada día, con la misma paz y tranquilidad a la que me estaba acostumbrando rápidamente.

Salimos con la lancha dirección un río en el que pensábamos que quizá pudiésemos ver los peces cardenal, ya he dicho anteriormente que en este viaje no estaba nada preparado turisticamente, ibamos a ver animales salvajes, con lo que puedes o no verlos, nunca esta garantizado, ya que ni viven encerrados ni atados.

Nosotros ibamos con la leccion muy bien aprendida, teniamos muy claro que podía pasar que hubiésemos hecho miles de kilometros para no ver lo que deseábamos, pero en parte, era el encanto del viaje, ibamos a ver el hábitat de los peces que más nos gustan y quizá con suerte podríamos ver alguno.

La verdad es que el simple paseo en lancha hasta la zona en concreto, ya es un placer para los sentidos, estuvimos navegando durante casi dos horas por un rio que cada vez era más estrecho y menos profundo, parandonos en las zonas laterales dónde el agua estaba más estancada gracias a algun tronco de manglar para ver si veíamos algun cardumen de cardenales… pero se resistían, vimos apistogramas, borrachitos, y un monton de peces amazonicos que no voy a entrar a detallar ya que os aburriria si no os va el tema.

foto009.jpg A la mayoria de indigenas de allí, les cuesta muchisimo entender que tengamos interés por mantener estos peces en un acuario, para ellos no son más que peces de rio, los cuales a veces les han servido de manjar, “no me gusta ver sufrir a los peces”, le dije al guia el primer dia que pescabamos pirañas, él se echo a reir y me dijo, a mi tampoco! y le retorció el cuello para matarla al instante. A partir de ese día cada vez que pescabamos algo, (ya que normalmente siempre tirabamos la caña mientras la lancha estaba en marcha), me miraba y me decia riendose… “no me gusta ver sufrir a los animales” y claro, yo me partía la caja, un tipo genial sin duda!!

Bueno a lo que iba… estabamos navegando en busca de cardenales y despues de dos horas y media por fin dimos con un cardumen.

Estuvimos cerca de una horita o más y decidimos regresar al barco, que nos quedaban dos horas largas de camino, comimos algo más tarde de lo que era habitual y tarde de relax, charlando y riéndo con las mil historias que tenia el guia pa contar, esperando que fueran las 7 de la tarde para salir en busca de nuestro preciado disco.

A las 7 y 10 empezé a pensar que el pescador no se presentaría, a las 7 y 45 ya casi tenia la certeza de que no se presentaría, pero si! se presentó, a las 8!! biennnn.

Salimos con tensión, ibamos a ir con los kayaks, esto significaba que estaríamos a 1 palmo del agua, en la oscuridad de la noche y por separado, un guia y yo en un kayak, el otro guia y mi marido en otro y el pescador con su canoita de madera en otra.

¿hay peligro? le pregunté al guia antes de salir, me enseñó la pistola y me dijo siempre lo hay!!

Aprovecho para decir aqui… el peligro existe, siempre está, pero te relajas porque no lo ves… no ves cocodrilos, pero están, no ves anacondas, pero están, no ves serpientes pero están… etc.

Una vez en el kayak, yo iba detrás, y el guia iba delante, remando y enfocando con el foco, con la cual cosa se le hacia complicado manejarlo todo, así que le dije si queria que remara yo, a lo que me contestó que mejor no, que quizá seria mejor que yo llevara el foco y él remara, asi que teniamos que cambiarnos de sitio, y él tenia que ponerse detras.

Yo- ¿como lo haremos?

Guia- mira, paremos alli en esa playa y bajamos.

Yo- vale

Guia- cuidado! no bajes primero miremos que no haya ninguna manta raya que en estas playas les gusta mucho y su picada es muy dolorosa

Yo- joder, no gano pa sustos

Guia- jajaja

Bajé del kayak y la verdad es que el corazon me iba a 1000, estaba todo oscuro, estabamos en unos rincones del rio donde está lleno de arboles submergidos por lo que solo pasa el kayak o alguna canoa muy estrechita, no veía por ningun sitio las luces del otro kayak o del pescador y estaba apunto de bajar del kayak en un sitio dónde podia haber serpientes, mantas o incluso jaguares. Hicimos el cambio de sitio rapido y me alivié al volver a estar sentada en el kayak.

Seguimos nuestro camino, el guia remando y yo enfocando. Tal y como había aprendido las noches anteriores con el foco tenía que ir enfocando las copas de los árboles para que no hubiese ninguna serpiente que pudiera darnos algun susto.

Guia- Estamos buscando peces, deberias enfocar más el agua y menos los árboles

Yo- es que sabes? casi prefiero no ver peces pero que no me caiga ninguna serpiente encima

Guia- jajajjajajajaja no te preocupes con una pasada es suficiente, si hay alguna le verás los ojos brillar (si si, en ese momento me lo creí pero cuadno vimos una, yo no vi los ojos brillando por ningun sitio)

Poco a poco me fui relajando, tambien porque vi a lo lejos las luces de los otros dos kayaks, cuando les dimos alcance ellos habian visto ya el primer disco, mi pareja estaba alucinado habia visto un disco con crias!!!! (criar discos en acuario es sumamente dificil, asi que verlos con crias en libertad es fantastico), memorizamos el árbolito en cuestion para cuando regresaramos, llegar en silencio y asi poderlos ver mi guia y yo que no los habiamos visto.

Mi guia tenia especial predileccion por los sitios rebuscados y con muchas ramas donde el kayak se nos quedaba encallado y teniamos que hacer maniobra.

Guia- Enfoca el tronco este que está caido

Yo- Vale por?

Guia – Porque en este tipo de sitios al jaguar le encanta colocarse

Yo- Porque “collons” siempre tengo que preguntar?(aqui en este momento, el corazon volvió a acelerarseme a ritmo ligero)

Pero no habia ningun jaguar.

Al poco rato conseguimos ver dos discos más y uno de ellos tambien con crias, así que la noche habia salido redonda.

Me he olvidado de decir que al ser época de cria el pescador no salia porque no les salia a cuenta pescarlos con crias, ya que ademas de que peligraria la especie, el rio empieza a estar ya demasiado alto y están más escampados siendo mas dificil ver muchos, asi que no pescó ninguno.

Regresamos al barco con las expectativas del viaje cumplidas, un dia de provecho.

Related Posts with Thumbnails
Be Sociable, Share!

Un comentario »

  • Diana said:

    Me ha parecido muy interesante el relato, pese a que al principio pensé que este tipo de viajeros tenían intereses diferentes de los míos, que son estar en contacto con la naturaleza.

    He hecho viajes por la selva y me puedo dar cuenta de que los comentarios que hacen para nada son exagerados.
    Muchas gracias por compartir vuestra experiencia, Diana

Escribe un comentario

Escribe tu comentario debajo, o trackback desde tu propia web. También puedes subscribe to these comments via RSS.

Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, cláramente. No se permite el spam.

Puedes usar tus propias etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un avatar general. Para obtener tu propio avatar por favor registrate en Gravatar.