Actualidad

Toda la actualidad viajera, aquí estarás al día!

Artículos

Te ofrecemos una serie de artículos útiles sobre viajes, además de actualidad, curiosidades, etc

Diarios de Viajes

Aquí encontrarás una selección de diarios de viaje escritos por nuestros colaboradores

Guías de ciudades

Si vas a viajar a una ciudad y estás buscando información, entra en esta sección

Lugares y reseñas

Tienes algo que comentar sobre algún sitio? Aquí encontrarás lo que buscas


Leído 8.112 veces
Inicio » Destacado, Diarios de Viajes

Mi viaje a Brasil (II)

Envíado por en Domingo, 22 noviembre 20092 comentarios
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 votos, promedio: 4,69 de 5)
Loading ... Loading ...

 

Dia 8: 4.2.08

Por la mañana navegamos hacia el archipiélago de Anavilhanas. El archipiélago de agua dulce más grande del planeta, cuenta con más de 400 islas que se extienden a lo largo de 90 kilómetros y a lo ancho de 27km.

La foto no es mía, ya que no lo ví desde el cielo, aunque estoy segura que es el unico modo de apreciar la inmensidad del archipiélago.

foto010

Navegamos casi durante toda la mañana y amarramos en una de las entradas que daba a un lago muy tranquilo.

Salimos con la canoa a dar una vuelta por la zona para ver fauna y pescar un poco pero hizo tormenta por lo que regresamos al barco bastante rápido.

La tarde fue bastante aburrida ya que no paraba de diluviar asi que la pasamos en el barco leyendo, charlando, jugando con los niños, etc…

Cuando paró de llover, todavia no habia oscurecido así que decidimos hacer algo que se pudiera hacer cerca del barco, ya que no daba tiempo a mucho más, yo quería salir con los kayaks, pero el guia lo desaconsejó por ser estos lagos un sitio al que les gusta mucho a los cocodrilos. Asi que salimos con la lancha rápida a dar una vuelta por la zona.

Despues de cenar, salimos otra vez con la canoa, esta vez para ver cocodrilos, estaba oscuro y llevábamos el potente foco.

Al entrar en un lago, parábamos los motores e ibamos remando para que si habia alguno no se esfumara.

Para saber si habia alguno en el lago en el que entrábamos, el guia entablaba una charla con ellos, jeje, similar a la del tucán.

Primero hacia con la boca un ruido similar al de los cocodrilos y luego con un fuerte golpe con las manos, hacia un ruido que imitaba al del cocodrilo cuando caza alguna presa, y luego silencio…. si habia algun cocodrilo éste contestaba con un ruido con la boca y un golpe con la cola en el agua… luego el guia con el remo hacia un ruido en el agua, parecido al que habia hecho el cocodrilo con la cola…

Era interesante!

Representaban dos machos disputándose esa zona del lago, si imponiamos respeto, el cocodrilo dejaba de hacer ruidos y se iba, habiamos ganado! Si por el contrario era más chulo que nosotros y contestaba a todos y cada uno de nuestros ruidos… lo mejor era dar la vuelta y darse el piro, ya que significaba que era un cocodrilo de dimensiones considerables y encima estaba cabreado!

Contestaron dos, uno solo contestó una vez, el otro, dos… pero nignuno fue lo bastante chulo como para poder con nosotros, jajjaa.

Una vez habian contestado, encendiamos el foco para buscarle y veíamos unos ojos rojos a lo lejos, con lo cual sabiamos dónde teniamos que ir para verlo de cerca. Vimos tres, uno de unos dos metros y los otros dos yo diria que eran mas pequeñitos.

Y a dormir…

El dia no habia sido demasiado emocionante… aparte de la “charla” con los cocodrilos, lo demas no habia tenido mucho encanto, pero vamos, que no cada dia puede ser emocionante! Un poco de descanso al corazon tampoco iba mal, jeje.

Dia 9: 5.2.08

Navegamos hasta Novo Airao, la “ciudad” más grande entre Manaus i Barcelos. Aqui era el unico sitio de todo el viaje por la amazonia en el que podría ser que encontrásemos conexion a internet, así que aprovechamos para bajar del barco, ver un poco el pueblo y dirijirnos hasta el ciber cafe, el cual, aunque a pesar de estar dentro del horario comercial, estaba cerrado!! (en brasil funcinan asi, si no les apetece abrir no abren y punto pelota), así que nos quedamos sin poder avisar a la familia de que estabamos vivitos.

Regresamos al barco con una intención, en definitiva, la unica por la cual habíamos navegado hasta novo airao y era la de bañarnos con los delfines de agua dulce que viven en el rio negro.

En Novo Airao fue el unico sitio en todo el viaje en el que vimos turistas, venian lanchas de iberostar cargaditas de abueletes con pinta de americanos para ver los delfines, pero no teníamos otra opción, si queríamos bañarnos con delfines tenía que ser aqui, ya que era el unico sitio dónde están más o menos acostumbrados a que la gente les dé comida y se concentran alli casi cada dia. Tienen destinada una plataforma dónde puedes acceder previo paso por taquilla para comprar pescado para los delfines.

foto011.jpgNosotros como tenemos “alergia” a todo lo que sea una turistada, preferimos alejarnos un poco de la zona preparada y meternos al agua con una piraña recien cortadita de las que habiamos pescado el dia anterior, por supuesto tardaron un poco más, pero al final acabaron viniendo delfines, a nadar entre nosotros, aunque son feíllos, la experiencia estuvo muy bien.

Mientras nosotros dos y la niña del propietario del barco estabamos bañándonos con los delfines, el guia fue a buscar a alguien que quisiera llevarnos al sitio dónde realizariamos el descenso del igarapé (riachuelo) del mato grosso en kayak, con rápidos incluidos!

Cargamos los kayaks en la pick up y nos subimos todos como pudimos dentro de él, aqui empezó la aventura! la dirección del coche iba como unas bragas y el conductor tenía que ir dando volantazos para mantenerlo en su parte de la carretera, la suerte es que casi no habia tráfico y que el conductor tenía algo de pericia y cuando venían coches de cara, moderaba la velocidad.

Hacía 4 años que nadie descendía el rio ese, y el guia habia estado quince dias antes con la canoa de madera para ver como estaba el rio, tuvieron que cortar con machete un monton de árboles que habian caido para poder pasar, lo habia hecho a petición del ayuntamiento del pueblo, que en un futuro querían hacer de ese descenso un atractivo turistico (que pena, con lo bonito que fue asi todo aventurero).

Al poco de empezar, ya nos encontramos un árbol caido en medio del rio, para pasar tuvimos que ponernos de pie en el kayak, colar el kayak por bajo el árbol y nosotros pasar por encima, el exceso de confianza hizo que me levantara demasiado rápido con lo que “xofffffffffffffffffffff” mujer al agua!!! jajajja primer remojón!! El agua estaba a 28ºC asi que no me preocupaba ir empapada.

Repetí la pregunta que tantas y tantas veces habia hecho: ¿es peligroso?, claro que lo es!!! Al ser un rio pequeñito y con corriente es menos probable que haya pirañas, anacondas o cocodrilos, pero puede haber serpientes de coral, hormigas y otros bichitos venenosos. Pero esta vez no ibamos armados, al tener que hacer un trozo de carretera habia el peligro de que hubiese algun control policial en el cual hubiésemos tenido problemas si ibamos armados.

foto012.jpgfoto013.jpgDurante el descenso el cual duró unas 4 horas, tuvimos emociones para elegir, cada vez que encontrábamos un árbol caído teniamos que valorar si era más fácil pasarlo por debajo, pasar por debajo el kayak y por encima nosotros o cargar con el kayak a peso y pasarlo por encima del tronco. Algunas de las veces que optabamos por pasar por debajo tanto nosotros como el kayak, teniamos que estirarnos completamente en él con lo que pasabamos rascando la nariz por el tronco, jeje. Por supuesto cada vez que ocurría esto pensaba, como haya alguna serpiente o araña venenosa debajo, me la como!

“Eeeeeeeeeeh frena! a ver si mi panza no va a pasar!” dijo mi marido una vez que con su kayak iban a pasar a toda leche por debajo de un tronco, al guia esto le hizo muchisima gracia por lo que cada vez que habia un tronco caido, gritaba… “la panzaaaaa” y se partia la caja, con lo cual, los demas tambien nos la partiamos. Creo que ya lo dije pero lo repito, era un tipo genial!

Cuando encontramos un trocito más tranquilo dónde poder parar, lo hicimos, aprovechamos para darnos un bañito, y comer unos sandwiches que nos habia hecho la cocinera, que ya era la hora de comer, tomarnos unas cervecitas y a seguir, que estabamos a mitad de camino.

De las cuatro horas de descenso, tres fueron asi aventureras, la ultima fue más tranquila, el río se iba ensanchando y cada vez habia menos corriente, por lo que remar cada vez se hacia más duro.

Por fin escuchamos el ruido de un motor, era la comandante del barco que estaba remontando rio arriba para ver si nos encontraba.. subimos a la lancha y regresamos al barco, suerte que tuvo la genial idea de venir a recogernos, porque nos quedaba un buen trozo de remar, calculo que otra horita no nos la quitaba nadie.

La ducha del barco y el descanso en la hamaca se pusieron mejor que nunca ese dia, cenamos y nos acostamos, cansados y con la certeza de que el dia siguiente no podría ni mover los brazos de agujetas, pero no! estoy hecha una maquina, jeje.

Dia 10: 6.2.08

La mañana del día de hoy, fue de navegación, la intención era llegar hasta el rio cuieras dónde ibamos a pasar la noche.

foto014.jpgA la hora de comer empezó a llover, lo que al poco rato se convirtió en tormenta, eso nos estropeaba los planes, ya que la idea era remontar el rio cuieras con la canoa para pasar la noche en la selva, así que nos resignamos y esperamos a ver si paraba un poco.

A las 3 y media no podiamos esperar mucho más, teniamos que decidir si ibamos a seguir con nuestros planes o no, a pesar de la lluvia, la decisión fue unanime, SI!!!

Así que, cogimos los machetes, la pistola, las hamacas, el toldo y la cena y nos fuimos rio cuieras arriba, bajo la intensa lluvia que caía a nuestras cabezas.

A los 5 minutos estábamos ya empapados.

Navegamos durante 2 horas, por un rio que cada vez era más estrecho y con más corriente, hasta que llegamos a un punto dónde era casi imposible avanzar, el motor de la canoa iba a tope y la canoa no se movia, habia una corriente brutal, nos sentamos en el suelo de la canoa, para que el centro de gravedad fuera lo más bajo posible y asi mantener la canoa lo más estable posible, pero aun asi, costaba un monton remontar el rio. Teníamos que conseguir si o si llegar arriba ya que en el punto dónde nos encontrábamos era imposible dar media vuelta sin bolcar.

Al final, despues de un rato de incertidumbre, conseguimos llegar a la base de la cascada culpable de toda esa corriente y amarrar la canoa en un árbol.

Descargamos todos nuestras cosas y preparamos el terreno para montar el campamento.

El guia cogió el machete y empezó a cortar alguna palmera para montar lo que seria la base de nuestro campamento. 4 palos estrategicamente puestos sirvieron tanto para aguantar el toldo como para sujetar las hamacas.

Yo mientras tanto me dediqué a buscar leña para encender un fuego, pero toda la que encontraba estaba mojada por la lluvia que seguía cayendo, si no conseguiamos encender el fuego, no podríamos cenar. Por supuesto las órdenes eran de no alejarme demasiado de la zona, no fuera a encontrarme de cara con el jaguar.

Despues de motnar el campamento, encendimos el fuego, y pusimos a cocinar los chuletones que habíamos traído. Y a cenar! Despues del banquete (sin cuchillos ni tenedores), tiramos todos los huesos y posibles restos de carne al rio para que se los llevara la corriente, no podíamos dejar ningun rastro de olor a carne para no atraer a ningun jaguar.

Antes de acostarnos el guia dijo: “dejo esto (señalando el arma) aqui por si”… “¿por si que?” pregunté yo… “por si me ocurriera algo a mi” contestó él.

Las hamacas estaban a escasos dos palmos del suelo, lo justo para que no pudiera subir ninguna araña ni nada por el estilo.

Si os digo que esa noche dormí como un tronco, os lo creereis?? no verdad? pues eso! jajajjaa

Dia 11: 7.2.08

Al “despertarnos” (los que habian dormido, claro), desmontamos el campamento y cargamos todo a la canoa.

Nos preparamos para afrontar la fuerte corriente que habia rio abajo, lo cual, aunque me parecía lo contrario, resultaba más peligroso que el remontarlo, ya que si por algo se nos giraba de lado la canoa, estaríamos a merced de la corriente, así que nos sentamos en el suelo de ella, para que el centro de gravedad fuera el más bajo posible y bien quietos a esperar que los dos guias hicieran bien su trabajo y si, lo hicieron bien.

Tardamos unas dos horitas en llegar al barco, y una vez en él, emprendimos rumbo hasta nuestro ultimo destino, la ciudad de dónde habiamos partido el día 1: manaus.

El guia nos dijo que si queriamos teniamos la opción de dar una ultima vuelta con la canoa, habia un atajo que podiamos hacer con la canoa, y que no ibamos a perder tiempo, ya que el rato que tardaba el barco en llegar al rio mucuras era el mismo que tardariamos con la canoa los demas haciendo atajo por un bosque inundado. Yo tenia el culo ya cuadrado de tanta canoa, pero como podia desaprovechar mi ultima oportunidad de estar en un rincon mágico como es un bosque inundado?? Asi que, nos subimos a la canoa, aun estando el barco en marcha y nos dirijimos al atajo.

Otra vez en un sitio mágico… un bosque inundado, con el silencio de la selva como telón de fondo… y con el canto de los tucanes y los loros como melodía… una pasada!

foto015.jpgDespues de hora y media encontramos al barco otra vez, tenían razón, habiamos tardado lo mismo nosotros que el barco, el googleearth funciona!! jeje.

Despues de comer y antes de llegar a manaus, hicimos la ultima visita cultural en la zona, visitamos una tribu indígena.

Decir que las tribus que viven cerca de las ciudades están acostumbradas al hombre blanco y cada vez más van adoptando costumbres como las nuestras, pero esta tribu en concreto todavia conserva parte de sus tradiciones, como la de vivir en comunidad, la del “sanador” con remedios tradicionales, la de hacer rituales frecuetnemente, etc… pero visten ropa normal y tienen telefono movil e incluso alguno tiene television.

Se vistieron con sus trajes tradicionales para nosotros, el guia habia llamado que iríamos y nos hicieron un muestrario de danzas, no todas enteras, sino trocitos de cada una de ellas, ya que tienen muchisimas.

foto016.jpgComo no, acabamos bailando todos, por suerte no hay fotos de ello, ya que todos estabamos en la pista de baile, jeje.

Nos divertimos un rato con los crios de la tribu, estaban entrenando sus dotes disparadoras con (no se como se llama, ese aparatejo que soplas y sale la flecha). Tenian un mono dibujado en una cartulina y colgado en un árbol y disparaban sus armas soplando por el tubito y la flecha salia disparada. Mi punteria fue nefasta!!!!

Viven en una zona privilegiada, estan a hora y media de la ciudad de manaus, pero tienen unas playas exclusivas, riéte de punta cana! y de agua dulce!!

Seguimos navegando hasta el puerto dónde habiamos salido el primer dia, el peligroso!

Eran las 7 de la tarde más o menos, nuestro avion salía a las 4 de la madrugada, por lo que ibamos con tiempo suficiente, asi que invitamos a todos los tripulatnes del barco a cenar… aunque acabamos yendo solo nosotros dos y los dos guias, los demas, tenian ganas de ver a la familia, lógico.

Fuimos a la playa de punta negra, es el “paseo turistico” de manaus, plagado de chiringuitos, al lado del “mar”. Cenamos, tomamos unas cervezas, reímos un rato y nos dirijimos otra vez al puerto, esta vez en taxi (ya que si le llamabamos directamente desde el puerto no vendria nadie, por lo que os conté de que era peligroso a partir de cierta hora). Alli recogimos las mochilas y el mismo taxi nos llevó al aeropuerto, en el que tuvimos que esperar unas cuantas horas, antes de que saliera nuestro avión hacia nuestro próximo destino: Fernando de Noronha.

Dia 12: 8.2.08

Cogimos el vuelo direccion Recife, desde Manaus. Y una vez más me sorprendí que usaran los aviones como si fueran autobuses de línea, hicimos 5 paradas para llegar a Recife… un palizón de avion pero con una puntualidad exquisita y sin perder maletas, un éxito.

En Recife tuvimos que coger el avion de hélices que nos llevaría al paraíso, un paraíso caro, pero paraíso al fin y al cabo.

Para estarse en Fernando de Noronha hay que pagar una ecotasa que se va incrementando en funcion de los días que estarás en la isla, este dinero va a Ibama (el insittuto de medio ambiente de brasil), el cual tiene la isla superprotegida, con lo cual se aseguran que el que va a la isla, es un amante de la naturaleza y cuidador de la misma, sino ya no pagas la ecotasa, que asciende a la cifra de 190 R$ por cabeza por 5 dias, sólo por el simple hecho de pisar la isla. Decir que aunque ya lo sabia, esta pasta duele en el alma, pero despues, te alegras de haberla pagado y la pagarías con gusto otra vez sólo para poder estar en un sitio dónde el simple hecho de estar allí ya es un lujo (y no me refiero a lujo economico). Sólo pueden acceder a ella 400 personas al día, por lo que o reservas el billete con muuuuuchisima antelacion o te quedas sin. Yo habia reservado para regresar el dia 12 y por un error de ellos tuve que regresar el 13… un dia más, que me mosqueó muchisimo al hacer la reserva pero que gracias a eso pude tener la experiencia, sino más maravillosa de mi vida, una de las mejores… (pero todo a su debido tiempo, esto lo sabreis el dia 12 por la noche…), así que mi mosqueo con la TAM está olvidado.

Es una isla de 17 km2, en la cual hay 16 playas casi virgenes, y en la que hay un mundo subacuático increíble. Hay una única carretera de 7 km de largo que la traviesa, en la que hay un bus que la recorre ida y vuelta por 2 reales, y que te para dónde desees… luego desde la carretera a las playas hay un buen trecho a pie, a veces por caminos con fuertes pendientes, por lo cual mucha gente alquila buggys para moverse por la isla.

Aun sabiendo la existencia del bus, al salir del aeropuerto preguntamos el precio de un buggy-taxi, y como vimos que el precio era razonable, cargamos las mochilas en él y ale, a la pousada! La habiamos elegido en Vila dos Remedios, la vila más centrica de toda la isla, aunque ahora visto lo visto… da igual dónde te alojes, todo está cerquisimo. www.pousadadelmares.com.br de lo más economico que encontramos a pesar de ser caro como todo en la isla.

Dejamos las mochilas en el hotel y nos dirijimos a ver la vila, que no es más que un monton de pousadas, una iglesia, un banco y tres o cuatro restaurantes y dos de los tres centros de buceo de la isla. En el mismo pueblo a 5 minutos hay una playa, la de cachorro, y como ya eran casi las 5 de la tarde, nos dirijimos a ella que era lo unico que podiamos hacer ya a esas horas, ya que a las 6 oscurece.

foto017.jpgAprovechamos para ir al centro de noronha divers www.noronhadivers.com.br a reservar la inmersión que teniamos pensado hacer el dia siguiente. Reservamos para la de la tarde, ya que al haber llegado esa misma tarde no teniamos ganas de madrugar mucho el dia siguiente.

Regresamos a la pousada, duchita revitalizante y a cenar, al restaurante flamboyant (el cual se convertiria en nuestro subministrador alimenticio casi toda la estancia en la isla), era un restaurante de comida al peso, esto significa que coges plato y lo llenas con lo que te venga en gana como si fuera un buffet, te lo pesan en la bascula y te dan un numero, lo rellenas las veces que queiras enseñando el numero y volviendolo a pesar y pagas el peso que te has comido. Esta genial… tanto para el que come mucho como para el que come poco.

 

Despues de cenar nos dirijimos a pie (unos 3 km) al proyecto Tamar (proyecto tartaruga marina), donde cada dia a las 9 de la noche, hacen una charla de algo del medio ambiente, tortugas, delfines, etc.. en portugués pero se entendía de coña. A medio camino del proyecto tamar, nos paró una furgo y nos subió… le dimos 2 reales por el trayecto. La misma furgo estaba al finalizar la charla, por lo que volvimos a precisar de sus servicios, jeje, el chaval se lo montaba bien, a lo tonto a lo tonto se sacaba un pico, casi todos los turistas de la isla estabamos en proyecto tamar cada noche.

Nos tomamos un refresco en un bar cerca del hotel y a dormir.

Dia 13: 9.2.08

A pesar de haber decidido no madrugar, lo hicimos, ya que habiamos ido a dormir tempranito.

Nuestro primer destino fue la casa de alquiler de aletas y tubos para hacer snorkel, las gafas llevábamos las propias pero lo demás habiamos decidido alquilarlo por no sobrecargar las mochilas. Ya las alqulamos por los 5 dias que ibamos a estar en la isla, por qué las ibamos a necesitar.

Nos dirijimos a pie al Porto San Antonio, estaba a 15 minutos andando, el unico puerto de la isla, el cual parecía un puerto pesquero de un pueblecito de costa por las dimensiones reducidas del mismo.

En el mismo puerto, hay un pesquero griego hundido, éste era nuestro primer propósito, visitarlo. Se organizan visitas guiadas pero puedes hacerlo perfectamente por libre, asi que nos decidimos por lo segundo. Nos indicaron más o menos dónde estaba y nos dirijimos hacia allí. Estuvo bien, pero habia algo de mala mar, por lo que la visibilidad era no nula, pero casi, aun así se podía apreciar bastante bien.

Al ver que la visibilidad en esta zona no era muy buena, decidimos salir y subirnos al bus que nos llevaría a la otra punta de la isla (7 km) a la praia sueste.

foto018.jpgEsta playa está delimitada por unas boias las cuales no puedes sobrepasar sin un guia, ya que hay corales creciendo y tortugas y rayas y… etc. Nos indicaron que de las boias a la derecha, no podiamos ir, ok, pues no iriamos.

Como la mañana de hoy era para toma de contacto decidimos dejar lo del guia para el dia siguiente, asi que cogimos las gafas y el tubo y nos metimos en la zona dónde si se podia acceder. Con la cabeza en el agua buscando algo interesante, decidimos dirigirnos hacia la izquierda de la playa, una zona dónde habia rocas y dónde es más probable que si hubiese algun bicho interesante… así que nadando nadando, sin sacar la cabeza del agua, nos dirijimos hacia allí.

foto019.jpgAl poco noto que me tocan el brazo, era mi pareja que me estaba indicando que mirase a la izquierda… wowwwwwwww una raya de 1 metro y algo de diámetro!!! Iba a ser la primera de muchas pero esa me impresionó, quizá porque no lo esperaba en ese momento… despues de hacer unas cuantas fotos, sacamos la cabeza del agua para comentar lo que acabábamos de ver y escuchamos unos pitidos de silbato… miramos a la arena y era a nosotros!! Qué vergüenza!! Nos estaban dando el toque!! Nos acercamos a la orilla y el chico nos comentó que estabamos en una zona protegida y que allí no se podía ir ni con guia ni sin… uff que mal rato… el primer dia y ya nos estaban dando el toque… le cometnamos que nos habian explicado que de las boias a la derecha no podíamos ir sin guia, pero que no nos habian dicho nada de las boias de la izquierda (las cuales ni habiamos visto, ya que ibamos con la cabeza en el agua). Pobre chico, encima nos dió las gracias por entenderlo tan bien… (como no lo vamos a entender?? soy la primera que quiere que el mar no muera!, alli habia corales creciendo que tardan montones de años en crecer y por eso no dejan acceder).

Por supuesto, despues de esto, decidimos abandonar la playa sueste, no porque nos echaran, pero yo no me sentía cómoda en una playa dónde hay más guias que personas bañándones y en donde nos acababan de dar el toque, jeje.

Regresamos a Vila dos Remedios que era donde teniamos el hotel y nos fuimos a comer a pesar de ser muy temprano, pero es que a la una del mediodía pasarian los del submarinismo para recogernos.

Fueron puntuales, nos recogeiron con una furgoneta y nos dirijimos al porto san antonio, dónde habiamos estado esa misma mañana viendo el navío hundido, para subir al barco que nos llevaría a ilha do meio a hacer la primera inmersión. La segunda fué en Canal de Rata, una zona algo más complicada por las corrientes, pero de muchisima belleza.

 ¿un momento de rabia? al regresar al barco y un grupo de gente que hacia bautizo (nunca habian hecho inmersion ni son acreditados y bajan con un guia por persona), vieron un grupo de 40 delfines! Mala suerte!! No todos podemos ver lo mismo. Vimos tortugas, muchos peces y una morena, no está mal…

Nos devolvieron al hotel, nos dimos una ducha y aprovechamos que todavia no oscurecía para dar una vuelta por la vila, e ir a reservar otra inmersión para pasado mañana.

Decidimos buscar algun buggy de alquiler, habiamos visto que lo necesitaríamos para recorrer la isla, ya que sin ir más lejos, el dia siguiente la idea era visitar la playa atalaia, imposible de verla sin buggy, y sobretodo para el dia 12 por la noche, que tambien lo ibamos a necesitar.

Vimos cerca del hotel que habia uno en alquiler, pero estaba sin asientos, hablamos con el propietario y nos dijo que arreglaba cuatro cositas y estaba disponible… le dijimos que ya volveríamos con la intencion de no cogerlo a no ser que fuera estrictamente necesario, pero fue necesario, todo lo demás estaba reservado! Estuvimos dando vueltas por vila dos remedios, vila do trinta, floresta velha… y nada, nadie tenia buggy libre, así que nos decidimos por el “ferrari” verde.

Nos fuimos a cenar, luego al proyecto tamar a escuchar la charla del dia y despues a tomar unas caipirinhas en un bar muy animadito que habia cerca del hotel, y a dormir.

Dia 14: 10.2.08

La playa de Atalaia es una de las más protegidas de toda la isla, sólo pueden acceder a ella 100 personas al día en turnos de 25 durante 30 minutos cada grupo. Para poder caber en uno de los grupos hay que ir una hora y media antes de que abran (cada dia abren a distinta hora dependiendo del horario de la marea), por lo que es importante informarse el día antes.

El acceso a la playa atalaia, es por la playa sueste, que es dónde hay la puerta que accede al camino, así que nos plantamos en sueste a las 8 y media con nuestro “ferrari” verde, fuimos el tercer coche en la cola. No es necesario quedarte allí, el buggy hace cola por ti, asi que mientras tanto nos fuimos a la playa sueste a contratar un guia que nos acompañara a la zona que el dia anterior habiamos dejado pendiente.

foto024.jpgEs imprescindible ir con guía, chaleco salvavidas (para flotar y no cargarte los corales) y amarrado al flotador que el guia va conduciendo, con eso se aseguran que nadie se les descontrola.

Nos tocó un guia muy majo, el cual nos prometió ver tortugas, “si no las veis no pagais” nos dijo… y si, las vimos, y no una, ni dos, ni tres… unas cuantas, alguna de ellas muy muy cerca, por lo que entendí lo del flotador y el chaleco y toda la parafernalia… estoy segura que gente inconsciente las tocaria si no lo tuvieran controlado y como ya os dije, en esta isla procuran que la naturaleza haga su curso, la podemos observar pero no alterarla.

Hubo un momento que pensé… “si esto no es el paraíso poco le falta”, teníamos a nuestro alrededor, dos rayas, tres tortugas y un banco de peces cirujano azules a no más de medio metro de nosotros. Un espectaculo!!!

La visita guiada duró una hora, la cual pagamos con gusto después de aquella maravilla.

 Eran las diez, la hora que teniamos que ir a playa atalaia, regresamos al buggy y nos dejaron pasar, recorrimos un camino de piedras y en muy mal estado durante unos 3 o 4 km y llegamos a la playa atalaia…. habia un guardia que controlaba la gente que entraba en el agua, te dejaban 30 minutos para estar dentro. ¿que tendría esta playa que la protegieran así? pronto lo comprobé.

Unos conocidos me habían dicho que despues de regresar de fernando de noronha la cara de tontos felices no se les había quitado en días… en ese momento entendí a lo que se referían.

Los 30 minutos pasaron rapidisimo y tuvimos que salir, pudimos estar un rato por la zona, fotografiandola y regresamos al buggy para ir a comer. Vaya mañana!!

Comimos y continuamos explorando la isla, ahora tocaba ir a bahia do sancho, dicen que una de las playas más bonitas de Brasil y no es para menos. A ella se accede por una escalera de hierro colocada en medio de una grieta natural, no apta para gente claustrofobica.

Estabamos solos, como casi en todas las playas a las que acudíamos, era genial. Nos metimos al agua con gafas y tubo y otra vez… tortugas, rayas, peces, etc…

No estuvimos demasiado rato, ya que por hoy estábamos ya un poco saturados de tanto pez, asi que subimos por la estrecha escalera y nos fuimos a hacer una trilha (un camino marcado) que bordea la costa dejándote unas imágenes realmente espectaculares de la isla.

Fuimos al tio que nos habia alquilado al buggy a decirle que nos lo quedabamos hasta el ultimo dia a pesar de que no iban los limpias, no iban los cinturones de seguridad, no marcaba la aguja de la velocidad ni la de la gasolina, nada!! Pero a falta de pan… buenas son tortas!

Despues de esto ya regresamos a la pousada, ducha, cena, charla en proyecto tamar, caipirinha y a dormir.

Dia 15: 11.2.08

Nos levantamos temprano porque hoy tocaba la segunda inmersión, nos dirijimos al puerto y no se presentó nadie! Nos dejaron tirados! Fuimos al centro y nos pusieron como excusa que el barco se habia estropeado el dia antes y no habian podido localizarnos (nos habian pedido el nombre de la pousada asi que no nos valió como excusa), nos ofrecieron salir por la tarde pero lo rechazamos, no nos apetecía hacer inmersiones con gente incompetente, si queriamos hacer alguna otra inmersion ya buscariamos otro centro. Pero decidimos que no haríamos más, ya que tenía que ser a la fuerza esa misma tarde, ya que nos ibamos pasado-mañana y 24 horas antes de volar no se puede hacer inmersión y viendo que sólo con snorkel ya estábamos disfrutando mucho pues lo dejamos para otra ocasión.

Nos fuimos a explorar más isla, que aun nos quedaba pa rato, fuimos hasta el mirador de bahia dos porcos, no está permitido el baño. Unas vistas preciosas.

Luego nos dirijimos en la playa de Bode, otra maravilla, con unas piscinas naturales de 20 cm en los cuales puedes tomar el sol sin pasar calor… lo que no os prometo es que no os quemeis por el sol, os lo digo por experiencia, al estar fresquita, me puse menos crema protectora de la que hubiera tocado y pagué la factura!! jajaja

foto029.jpgPasamos toda la mañana de relax entre esta playa y la que estaba al lado, la cual se accedía a pie desde esta y hacian un torneo de surf, por lo que entendimos la cantidad de buggys con planchas de surf que habiamos visto durante estos dias por la isla. Al se rel sitio más “turistico” de toda la isla, habia un chiringuito en el cual pudimos degustar un sabroso coco gelado.

Luego andando fuimos hasta playa do americano, otra playa virgen, esta solo la vimos desde las alturas, no nos bañamos en ella.

Despues de comer, visitamos los diferentes miradores de la isla, caracas, air france, buraco raquel, etc… y luego rematamos la tarde a otra playa, la de concienciao, habia un poco de mala mar, asi que no vimos peces, pero lo pasamos de muerte haciendo el imbécil con las olas, viendo los pescadores autóctonos como pescaban y admirando las aves como se tiraban al mar en picado para conseguir un sabroso pez para cenar.

Luego, como cada dia, cena, proyecto tamar, caipirinha y a dormir.

Dia 16: 12.2.08

Hoy madrugamos, a las 6 ya estabamos sentados en el buggy ¿el motivo? ir a ver la bahia dos golphinhos, en esta bahia cada dia llegan golphinhos (delfines) en ella para pasar el dia, son los llamados golphinos rotadores, porque dan unos saltos rotativos en el aire preciosos.

Cuando llegamos ya habia una poca gente y dos trabajadores del proyecto tamar, los encargados de contar cuantos golphinhos entrarían en la bahia.

foto030.jpgA las 6 y 20 empezaron a entrar delfines a la bahia, alucinante!! en grupos de montones y montones de delfines iban entrando, todos desde el mismo lado.

Nos contó la chica que los contaba que habian entrado unos 350!!!! Calculan que por cada una que muestra la espalda, hay 7 bajo el agua, asi que sobre el numero que cuentan, multiplican por 7. Para contarlos usan un aparatito de esos que se ponen en el dedo y va haciendo click, como el del anuncio de Axe (seguro que os suena). Por supuesto en esta bahia no está permitido el baño. Más o menos a las 3 y media de la tarde los delfines se van para pasar la noche mar adentro.

Nos estuvimos un rato alli deleitándonos con las piruetas de los delfines y regresamos al hotel a desayunar.

El dia de ayer habia sido tranquilito asi que hoy necesitábamos emociones, nos dirijimos al puerto para hacer plana sub, que consiste en snorkel a remolque, te coges en una plancha la cual puedes mover a tu gusto para hundirte hasta 9 metros o regresar a la superficie o dar piruetas o hacer lo que te venga en gana… un barco va arrastrándote a ti y a 4 personas más durante una hora, en la cual tu, tu plancha, tus gafas y tu tubo estais solos en la inmensidad del mar, genial! tortugas, barracudas, muchos peces… el unico inconveniente es que cuando bajas, tienes que compensar los oidos como con el submarinismo, y yo particularmente cuando hago inmersión tengo que bajar muy muy lentamente porque a mis oidos les cuesta compensar la presion, y con el plana sub bajar lento es dificil… pero vamos, que la experiencia fue positivisisisima.

Despues de esto nos dirijimos a playa leao, una de las pocas playas que nos quedaban por conocer, queriamos hacer algo de snorkel pero habia muchisima mala mar, y nos agobiamos un poco, asi que salimos, nos relajamos un rato al sol y nos fuimos a comer.

Direccion al pueblo, mi marido dice: “uy creo que esto no frena… ah si si!”… hacemos unos 200 metros mas y le digo… “frena o que?”… “a ver… no, no, no aaaaaaah!!”… y golpe de volante para empotrarnos en una rotonda. Estabamos a 300 m de la casa dónde lo habiamos alquilado, asi que como era cuesta arriba, nos dirijimos hacia ella, le dijimos que no frenaba y nos dijo que nos esperasemos 5 minutos, se fue con la moto y regresó con liquido de frenos, le echó y asunto solucionado! asi que nos fuimos, no sin antes discutir con él que nos queria robar la gasolina que llevábamos de reserva (la cual llevábamos precisametne porque el contador de gasolina no funcionaba).

foto031.jpgNos fuimos y a los 300 metros nos dimos cuenta de que no, no frenaba! Asi que, se lo devolvimos, le pagamos la parte proporcional a los dias que lo habiamos tenido y nos fuimos, a pie! Teniamos que encontrar uno como fuera, esa noche lo necesitabamos si o si! Estuvimos dando vueltas por todas las vilas buscando un buggy y cuando ya lo dabamos por imposible y estabamos apunto de alquilar una moto, encontramos uno! más barato y que funcionaba toooooooodo!!

Despues de comer, nos fuimos a playa cacimba do padre, a ver un rato de surf, hoy era el dia de la final y habia mucho ambiente, por el camino paramos a dos surfistas que iban a ella, con sus planchas… claro es que con nuestro buggy flamante de color rojo, parecíamos pijos y todo!! jajaja

Cuando nos cansamos del surf, decidimos repetir la playa que nos habia gustado más para snorkel, la bahia do sancho, otra vez la palabra tiene que ser, espectacular!! tuvimos una tortuga nadando a un palmo nuestro un monton de rato, pulpos, lenguados, peces y una pared de coral que el primer dia se nos habia pasado por alto que quitaba el hipo.

Fuimos a ver la puesta de sol al fuerte de boldró, el lugar famoso por excelencia para verla, ya que hay dos islotes en el mar y el sol se pone justo justo justo por en medio de los dos, un espectaculo!

Despues de esto cena y… hoy no tocaba proyecto tamar, o si! pero no la charla habitual de cada dia…

Dia 16 noche: 12.2.08

El día que llegamos a Fernando de Noronha, sabía que podría hacer snorkel, submarinismo, bañarme en aguas cristalinas, estar en playas virgenes… pero no tenía ni idea de una cosa que fué la que acabó marcando mi viaje.

Como ya he comentado anteriormente, casi cada noche íbamos al proyecto tamar a escuchar las charlas que los biologos daban. El primer día, hablaron de las tortugas marinas y del proyecto que su asociación llevaba a cabo en la isla, creí entender que era época del desove de las tortugas y que era posible ir a observar este fenómeno. Algo incrédula, pensando que no sería posible que algo así me pudiera pasar, nos levantamos 5 minutos antes de la charla para ir a las oficinas a informarnos bien.

Sólo 4 personas por noche me dijo la chica… y sólo me queda para la noche del 12, 2 plazas… que dia os vais?? El 13!!!!

Así que allí estabamos el dia 12 a las 9 de la noche en el proyecto tamar, esperando al biólogo que nos acompañaría a nosotros dos y a una pareja italiana durante toda la noche.

foto032.jpgLos biologos pasan la noche en la playa para apuntar y marcar todas y cada una de las tortugas que vienen a desovar en la playa.

Teníamos dos opciones, tener vehiculo propio y cuando hubiésemos visto el desove, regresar a nuestro hotel o quedarnos a pasar la noche en la playa con el biologo… hubiésemos escogido la segunda opcion si el siguiente dia no hubieramos tenido que coger un avion camino a salvador de bahía. Por eso era tan necesario tener un buggy esta noche.

Desde dónde dejamos el vehiculo hasta la playa tuvimos que andar a oscuras un buen trozo, ya que al ser terreno protegido medioambientalmente no podian entrar vehiculos, y llegamos a la playa… nos contó que no es 100% seguro ver el desove cada noche, ahora es epoca y casi cada noche viene alguna pero no lo podían saber con certeza… hay noches que han llegado tres y otras noches que no ha llegado ninguna.

Andamos la playa de arriba a abajo (la playa en cuestion es la de leao, hay foto en el capitulo anterior), un km y pico mas o menos… los 5 solos… en silencio, con las estrellas tocando nuestras cabezas (en el hemisferio sur el cielo es distinto que en el norte) y con el ruido del mar como banda sonora… (aqui me he lucido eh? jajajjaja ), nada, solo un rastro de una tortuga, pero que por lo que fuera no le habia gustado el sitio y se habia vuelto al mar…

Llegamos a la cabañita que tienen montada para pasar la noche los biólogos… cada hora dan una vuelta a la playa y si no hay nada, se tumban y a la hora, repiten la operacion…

Tuvimos suerte que en la segunda ronda vimos el rastro de una… el biólogo (si no recuerdo mal Guilleme), nos dijo que esperaramos alli que iba a comprobar si estaba o no… volvio, contento, si si, está!!!! pero todavia estaba haciendo agujero, no podíamos molestarla, ni luces ni nada hasta que empezara el desove…

Nos quedamos a unos metros de distancia, mirando hacia la oscuridad, de uno a uno dejó acercarnos, arrastrándonos como un gusano hacia ella, hasta unos dos metros… pude notar como me venia arena en la cara, con sus patas la estaba echando pa tras… pero no veía ni un pijo.. solo oscuridad… me pregunta guilleme… ¿has podido ver algo? y yo… creyendo de que mi respuesta era la correcta le dije que si!

Cuando empezó con la puesta, despues de una hora! ya podemos encender las linternas, la tortuga entra en una especie de trance, por lo que gasta tantas energias en la puesta que no puede hacer nada mas que poner… asi que las linternas no la molestan.

Que susto!!! Es enorme!!!! Que carai era lo que habia visto yo en la oscuridad?

Guillemme nos deja echarnos fotos con ella (sin flash por supuesto), podemos tocarla, acariciarla, besarla (esto ultimo nadie lo hizo,jajjaa ), mientras él la mide, la marca y nos cuenta todo referente a la vida de las tortugas… su caparazón mide 1.19m x 1.12m y nos cuetna que no es la primera vez este año que viene a poner, que ya está marcada.

La tasa de supervivencia es de un 1 o 2 por mil y siempre siempre vuelven a poner al mismo sitio donde nacieron… o sea que… rebienvuelta a casa, tortuguita bonita.

Aqui, en estos momentos, sentada al lado de una tortuga de dimensiones enormes, me salto una lagrimita, no creo que fuera por la puesta ya que mi instinto maternal esta muerto, creo qeu por la vida dura de las tortugas, por verla alli sufriendo de dolor y cansancio mientras 5 intrusos estan a su lado sobándola. Emocionante!!

Estuvo una hora poniendo huevos, y luego tuvimos que apagar las linternas, le tocaba otra dura tarea, intentar esconder el agujero… lo tapó a conciencia e hizo otro a un metro más o menos… para desorientar a los depredadores.

Empezó su recorrido hacia el mar… hacia tres pasos y se cansaba, paraba, resoplaba y hacia tres pasos mas… al llegar al mar, se dejo ir… habia olas grandes… que empezaron a arrastrarla mar adentro… adios tortuguita!!

No hay dia que no me acuerde de ella… seguro que es más feliz que una perdiz… nadando otra vez mar adentro.

La calidad de las fotos no es muy buena por ser de noche y haberme olvidado el tripode

Dia 17: 13.2.08

Es el ultimo día en la isla, así que la mañana la pasamos yendo a dar una vuelta por la isla con el buggy a los puntos más significativos, los que más nos han marcado o simplemente que nos apetecía retener en la retina una vez más antes de irnos.

Devolvimos el buggy y nos subimos al bus que nos llevó al aeropuerto en menos de 5 minutos.

Al llegar a Salvador de Bahia, nos esperaba un taxi del hotel, había leído que era recomendable pactar el precio con los del hotel, ya que salía más economico que si lo cogías por tu cuenta, y así fue, ya que nos cobró 60R$ mientras que el taximetro marcó 75R$.

Habiamos elegido el hotel en medio del pelourinho, www.arthemishotel.com.br ya que sólo ibamos a poder pasar una noche en salvador antes de nuestro regreso a Barcelona.

Qué decir de Salvador.. pues que no me gustó! No porque no sea bonito, sino porque todo el encanto que tiene se vé eclipsado por lo turistico que es. No puedes hacer diez pasos sin que alguien te intente colocar un brazalete del señor del bomfin, no puedes andar con tranquilidad sin que te quieran vender un cuadro o acompañarte para hacerte de guia.

foto033.jpgSeguramente leereis que en Salvador es dónde se pueden ver los ritmos africanos, la capoeira en la calle, las bahianas vestidas con sus atuendos tradicionales… y si, es cierto! pero siempre con una monedita antes y a mi, personalmente, esto hace que me agobie y que no disfrute del sitio, lo veo irreal, me siento engañada…

Posiblemente si me hubiese quedado más dias habría podido ver otra cara de la ciudad, la no turistica, pero no pude, por eso no le doy la espalda, aun… le pienso dar otra oportunidad a la ciudad que enamora a tanta y tanta gente que se pasea por sus calles.

Durante la tarde del dia 13, visitamos la cidade baja, con el elvador lacerda, un ascensor qeu comunica la ciudad alta de la baja, el mercado modelo (otra turistada, todo lleno de tiendas de recuerdos), y una vuelta por el pelourinho que es el casco historico y fue donde cenamos.

El dia 14 al levantarnos, acabamos de ver el pelourinho, y toda la zona del casco historico y preparamos las mochilas para un viaje largo, esta vez con destino: Barcelona.

Fin.

Related Posts with Thumbnails
Be Sociable, Share!

2 Comentarios »

  • Popu said:

    Que pedazo de diario, de los que mas me han impactado.

    La conversacion con los cocodrilos debió ser surrealista, jaja
    No me extraña que flipes tanto con Brasil.. ahora lo entiendo ;P

  • Diana said:

    Me encantó el realismo con que cuentas tus experiencias. Coincido con tus intereses a la hora de viajar: para mi los sitos con mucho turismo pierden su interés.

Escribe un comentario

Escribe tu comentario debajo, o trackback desde tu propia web. También puedes subscribe to these comments via RSS.

Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, cláramente. No se permite el spam.

Puedes usar tus propias etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este es un avatar general. Para obtener tu propio avatar por favor registrate en Gravatar.